¿Y COMO TE LO CUENTO? …Como hablar con un niño sobre la muerte

y como te lo digoA la pérdida de un ser querido, cuando estamos en familia, se le une el dolor de tener que compartirlo con los más pequeños de la casa.

Y por supuesto que, lo ideal sería no tener que explicarle a ningún niño que es la muerte o porque un familiar ya no está con nosotros, pero lo cierto es que suele ser más frecuente de lo que deseáramos. 

Siempre es una situación muy difícil, pero es necesario ser capaces de afrontar ese día, y para hacerlo más sencillo (dentro de la dificultad), os comparto algunos consejos básicos  para ello.

 

–          No ocultes la realidad: A veces creemos que es mejor no decir nada, pero los niños son mucho más conscientes de lo que creemos , y si era un familiar que tenía contacto más o menos frecuente con ellos, se darán cuenta de su ausencia. Desde el momento que el bebe reconoce y nombra a las personas, yo comparto la idea de hacerles participe de su marcha, aunque creamos que no nos entiende ni se entera. Eso si adecua tu lenguaje a su edad

 

–          Díselo tú: Cuanto más cercano sea el familiar que ha fallecido, más doloroso será, por supuesto. Igual cuanto más consciente sea el niño. En cualquier caso, las malas noticias sean de la índole que sean debe decírselas mama y papa, puesto que son su referentes, sus anclajes y en momentos de tristeza y desconcierto necesitaran de nosotros. Si nuestro dolor es tan grande que no somos capaces, pasamos a estar presentes, a su lado, mientras otra persona se lo cuenta. Pero no huyas, jamás. Te va a necesitar.

 

Hay situaciones muy dramáticas, y aunque  a veces será la mejor opción, yo siempre recomiendo que sea un familiar con un vínculo cercano al niño quien se lo comunique mejor que un profesional, que si es necesario por supuesto puede estar presente para ayudar. 

 

–          Llora con él: No pasa nada por llorar juntos, más bien al contrario, une mucho. Que sepan que el dolor hay que expresarlo, que es normal sentirse triste y que vosotros también vais a echar mucho de menos a ese familiar. Aguántate las ganas de decirle “no pasa nada””no llores” etc.… No le des la imagen de que las emociones hay que tragársela

 

–          No te extrañes de sus reacciones: Tampoco te asombres si apenas parece reaccionar. Dependiendo de su edad entenderá a su manera el concepto de muerte. Para ello no es lo mismo que para nosotros, sobre todo carecen del concepto de irreversibilidad. Hasta los 9-10 años no termina de entender que la muerte no tiene vuelta a tras, y ellos esperan que algo “mágico” les haga despertar de nuevo, o que vuelvan un día como quien regresa de un viaje.

 

–           Siempre mensajes positivos: Si la pérdida es muy grande y desestabilizadora, a pesar de reconocer nuestro dolor, siempre debemos terminar con mensajes positivos a cerca de que nosotros vamos a estar con él, le vamos a acompañar y no nos vamos a ir a ningún lado. Ellos ante esta realidad empiezan a preguntarse, ¿y cuando se muera mama  o papa? La respuesta siempre ha de ser tranquilizadora ante el miedo de sentirse solo y abandonado

 

 

 

 

–          Estate atenta a sus reacciones posteriores: Durante un tiempo observa sus reacciones, si sale el tema, dale especio a que hable de cómo se siente o que piensa al respecto. Escúchale, para poder abordar sus emociones (si tiene miedo a que pase lo mismo a otros familiares, si está muy triste, etc.…) A veces rehuimos volver sobre ello, par ano remover, pero las emociones están ahí. A veces no son palabras pero si gestos los que nos ponen sobre aviso (más apegados, pesadillas, conversaciones entre sus muñecos, etc.…) Los niños también tienen su duelo.

 

 

 

 

 

No olvidemos que la muerte es otra cara de la vida, y como cualquier otro aspecto de la misma, debemos enseñar a nuestros hijos a sacar de ello un aprendizaje y afrontarla de forma saludable. Si estáis en esta tesitura, todo mi apoyo, sino, ojala tardéis mucho en estarlo…

 

PD: Quiero añadir, y se que muchos entenderéis y  los que no espero no lo malinterpreties, que cualquiera de estos consejos y palabras, se pueden aplicar a cualquier perdida, incluida la de una mascota, que es un miembro más de la familia y muy querido.

8 pensamientos en “¿Y COMO TE LO CUENTO? …Como hablar con un niño sobre la muerte

  1. Gracias amiga. … ya sabes, así “muchos no lo entiendan” que estos consejos tuyos me serán muy útiles en estos momentos, sobre todo con ElPeque.
    Ahora gracias a tus palabras ya no me siento mal de haber llorado tanto delante de ellos.
    Muy valiosos todos tus consejos

    • Ojala no tuvieramos que pasar por estos dias, pero sabes que forma parte de la vida, y es un aprendizaje mas que tenemos que compartir con ellos y guiarlos en la medida de lo que sepamos.

      Nunca te agobies por llorar delante de ellos, creo que eso es mas beneficioso que perjudicial, dar ejemplo de sensibilidada, de confianza en la familia donde todo se puede expresar, demostrar que llorar es saludable y logico cuando estamnos tristes, enseñar que por muy dolidos uqe estemos, todo se levanta y se supera…eso e slo que hay tras las lagrimas en tu situacion, asi que jamas te arrepientas.

      Un beso muy fuerte para toda la familia

  2. Elena, yo soy una de esas personas que no aceptaba que la vida termina algún día, me daba pánico pensar que después de la muerte se acabó todo.
    Me costaba tanto aceptarlo que me daban crisis de pánico, duraban solo unos minutos pero que rato…
    Me ocurría desde los 9 años, a raíz de un reportaje sobre los niños de áfrica, ya sabes, todos esos niños que mueren cada día.
    En casa, la respuesta a estas crisis eran del tipo: ¿eres tonta o que? Así que desistí en hablarlo y me lo tragaba solita. Después de tener a mis hijos decidí pedir ayuda, supongo que la cosa se acrecentó al pasar los años y estar “mas cerca” del motivo que me atormentaba. La psicóloga que visité me recomendó un libro: “La muerte, un amanecer”, de Elizabeth Kubler-Ross.
    Me ha ayudado bastante, aunque aún no se si me creo lo que dice esta mujer (la autora del libro me refiere) o al menos todo lo que cuenta. Mi psicóloga lo cree a pies juntillas y eso también ayuda, el verla a ella tan convencida, ha trabajado con enfermos terminales y eso la ha convencido del todo.
    Bueno, es una recomendación para los que sufren lo que yo, por eso tengo mucho cuidado con lo que ven mis hijos en televisión.
    Y me gustaría saber si has leido el libro y tu opinión sobre el tema, por que aunque no es apropiado para niños pequeños, si llegados a una edad tienen los mismos temores que yo poder aliviarles. No se si me he desviado un poco del tema.
    Gracias.
    Carol.

    • Hola Carol! Casi que esto da para un post en si mismo!!Prometo escribirlo para poder explallarme mas, pero a priori te dire, que conozco bien a E. Kubler-Ross, fue la pionera y la que mas y mejor a trabajado en el duelo, y es una psicóloga muy reconocida. Si es verdad que luego desarrollo un aspecto mas espiritual, menos conocido y que ya entra en el terreno de lo personal y de las creencias o fe. He leído ese libro y muchos mas porque es un tema que me apasiona , yo también trabaje con enfermos terminales y además ella como figura y como escritora me gusta.
      Si a ti te ha ayudado y te hace encarar ese tema con mas tranquilidad, bienvenido sea!! Respecto a los niños, como bien dices en determinado punto de madurez, claro que puede ayudar, o no…dependerá del niño! Lo que soi que creo que es importante es que nos revisemos mucho, como padres, nuestros miedos, porque esta muy estudiado que se “heredan” ,es decir, aun sin quererlo, podemos transmitir y que nuestros hijos aprendan nuestros miedos ( se ha estudiado con las fobias) y eso e slo mas peligroso.

      Como he dicho, me pongo a investigar un poco y a trabajar en un post sobre como ayudar a los niños ( y no tan niños) a superar el miedo a la muerte , te parece?

      Gracias por enriquecer con tus comentarios este blog

  3. Muy buenos consejos y por supuesto aplicables a cualquier pérdida para los niños (y no tan niños) la perdida de una mascota equivale a la pérdida de un miembro más de la família, tiene otras carácteristicas pero al fin y al cabo comparte el día a día cotidiano y a veces desde fuera no se le da la importancia que realmente tiene para ellos. Un abrazo

    • De hecho, este aryticulo lo escribi a peticion de una amiga que en su casa estez y estaban pasando el duelo de su mascota por segunda vez y estaba muy preocupada por como sius hijos lo vivirian etc..Muchas veces estas situaciones son el primer acercamiento de los niños con la muerte, y es la primera ocasion para poner en practica y establecer una base de comunicacion y de “forma de hacer las cosas” en estos temas!

      Un abrazo, y gracias por pasarte!

  4. Elena, como siempre, muy clara y precisa. Da gusto leerte. Este tema es de esos que no llega con leer, sino que tienes que releer e interiorizar nociones básicas para saber reaccionar incluso cuando no estamos en las mejores condiciones para hacerlo. Muy interesante lo que comentas de que han de ser los padres los que expliquen lo sucedido. Muchas gracias, como siempre!

    • El que sean los padres o gente de mucho apego con el niño quien le de la noticia es algo fundamental. A veces la emocion, el dolor, no nos deja, o creemos que un profesional lo har amejor, pero el niño nec, y ncesita la confirmacion, apoyo, presencia de sus referentes, de sus padres…Por eso, si en el peor de los casos su estado nervioso no le permite habalr con ellos, por lo menos que esten presentes, a su lado!

      Como siempre, mil gracias por tus palabras y por todo

Responder a Carolina Delgado Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *