UNA TARDE EN EL MUSEO

tarde en el museoAhora que llega el frio, para mí no hay plan mas perfecto que el de ir a un museo, y aunque tengo que confesar que como más disfruto es sola, hace años que, como para cualquier madre, eso  es misión  imposible. Así que necesariamente tuve que buscar la manera de llevarme a mi hijo conmigo.

Cuando hablo de mi afición a la pintura y sus museos, y de cómo los visito con el pequeño, muchos padres alucinan, y la verdad, yo no lo veo tan difícil, además tiene múltiples ventajas: para ellos la entrada es gratuita ( y si sabemos buscárnoslas para nosotros también) , se está calentito, tienen cafetería, y además los baños son amplios y limpios!!

Nosotros nos lo pasamos bomba, así que aquí os dejo mis humildes trucos para hacer de una tarde en el museo, una experiencia única.

–          Selecciona bien el museo: empieza por aquellos que mas tenga que ver con sus aficiones ( personalmente el Mueso del Real Madrid , no entra en mi categoría, pero ojo, que por algo se empieza ; ) ), o aprovecha  el éxito del verano y las modas ( ¿que quieren ser  Tadeo Jones? Pues ya sabes que visita planear  para que vea las momias de verdad)

–          La edad si importa: sobre todo para ajustar la visita a sus necesidades y gustos, pero nosotros con 3 años visitábamos el planetario y  con 4 fue por primera vez al Prado…es más , creo que lo realmente difícil sería llevarles con 9-10 años, a menos que lo hayamos inculcado.

–          Preparad la visita con antelación : a los peques les encanta reconocer las cosas y demostrar lo que saben, así que dedicada  varios días antes a enseñarles en libros o en el ordenador fotos de lo que se encontraran en su visita al museo: los cuadros, la época, etc.. Contadles anécdotas y cosas para que no se encuentren perdidos en un mundo de adultos cuando lleguen allí.

–          Visitas guiadas: Si encontráis actividades especiales para niños a donde vayáis , mejor que mejor, pero no renunciéis a pasear solos de la mano con vuestros hijos, porque es un placer tremendo. Además, este tipo de actividades suele estar preparado solo para excursiones escolares

–          Ajustad las expectativas: Son niños, y tenemos que ser conscientes de que nunca sera igual ir con ellos que nosotros solos. El tiempo lo van a marcar ellos, y a veces la visita durara solo media hora, bueno no importa, lo que importa es disfrutar. Por supuesto que hay que cumplir unas normas básicas de comportamiento, pero no os pongáis tensos, no importa si hablan alto y se ríen, son niños…

–           Involucradles: Sentaos delante de un cuadro, y preguntadles que ven, que creen que está ocurriendo que cuchichean unos y otros dentro de la escena. A los niños les alucina las batallas, Van Gohg y su mirada extraña, Velázquez y los enormes caballos con reyes encima. Las niñas más mayorcitas disfrutan de Goya y sus escenas del Madrid antiguo, con las historias mitológicas…

Permitidles que se sienten en los suelos y hagan un dibujo de lo que ven: es increíble lo que ahí puede surgir.

–          Transportadles a otra época: el museo del ferrocarril o las casas museo son toda una experiencia, para sentirnos como princesas y caballeros ( ver vestidos y armaduras, los aposentos de la reina, o para viajar hasta principios de siglo pasado…les encanta!

–          Haced de la experiencia algo lúdico y divertido: Id a la cafetería, entrad en la tienda de recuerdos. Para los más pequeños es importantísimo tener algo material que les recuerde y haga más real la experiencia ( una postal , o un libro para colorear del museo..)y que además pueda servir para rememorar ese día junto.

 

Espero que con estos consejos os animéis a ir de visita a un museo con ellos..Y ya me contareis que tal?

6 pensamientos en “UNA TARDE EN EL MUSEO

  1. Este post le va a encantar al futuro papá, porque la bichilla aún no ha nacido pero él ya está planeando todas las actividades de este tipo que quiere hacer con ella en cuanto tenga un poquito de entendimiento.

    • Hay padres a los que les da mucho miedo este tipo de actividades, las consideran muy rigidas y poco apropiadas para pequeños, pero nada mas lejos de realidad..empezaz bien chiquitina y ya vereis como se hace una aficionada!Eso si, haciendo los ajustes necesarios.

      Un abrazo fuerte a esa super-barriga ;P

    • Y disfrutan mucho, a que si?! Solo quiero que la gente pierda el miedo a ir con ellos. y que se disfrute de la cultura, que existe mas alla del cine o los conciertos de cantajuegos ( que por supuesto tambien lo son).

      Un abrazo

    • Yo creo que cuanto mas pequeños empecemos mejor, porque querer inculcarles esa curiosidad a los 9-10 años, es cuando realmente puede ser mas dificil, lo ven como algo escolar mas que como una pasion o hobbie. Al mio, ademas, le hace sentir importante y muy mayor ir a estos sitios, jjjj

      Un abrazo, y gracias por comentar.

Responder a Planeando ser padres Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *