¿Y CUANDO SE ACABA LA MAGIA QUE PASA?

reyes magosEsta última convocatoria del “Hay vida después de los 6…” y como no podía ser de otra manera abordamos  el momento en el que nuestros “bebes” descubren que en realidad ni Papa Noel, ni los Reyes ni ningunos de estos personajes existen es casi una de las peores pesadillas de todas las madres. Es como si nos robaran  a nuestros pequeños, se acabara la Navidad, la ilusión, Todo!!!

No voy a negar                 que la pérdida de la inocencia, y en general verles crecer, asusta un poco y nos pone nostálgicos, pero …chicas! Es ley de vida!

No voy a hacer un alegato ni a favor de la honorable y limpia verdad, ni tampoco de la ilusión y fantasía tradicional. Que cada padre escoja como gestionar este tema, que desde el punto de vista psicológico no es esencial, pero desde el punto de vista maternal es muy sensible, pero por delante vaya, que no creo que ningún niño haya sufrido una crisis existencial al descubrir la realidad tras años de creer en dicha tradición, ni tampoco genera fríos y  pequeños amargados seres ,aquellos que por casualidad o por decisión parental, fuimos incluidos desde niños en la realidad navideña ( entre los que me incluyo, así que hablo con conocimiento de causa), así que usted mismo, con sus circunstancias y sus hijos.

Pero lo que hoy quiero defender es más bien que hacer una vez que se descubre el pastel!! Aquí lanzo una serie de ideas y reflexiones para encarar esta nueva etapa con la misma ilusión o más que la anterior:

  • “Pues yo quiero seguir creyendo” : Esta respuesta la he leído por la red en más de un hijo de compañeras…y que respuesta tan bonita!! Esto me recuerda a la magia, la de los magos, a la que soy terriblemente aficionada, pero de la que odio saber los trucos! No me importa saber que no es real, pero no quiero terminar con la magia! Creer en la magia es una decisión personal, y puede que vuestros hijos, ténganla suficiente madurez como para ello. Conozco adultos hechos y derechos que siguen escribiendo en familia sus cartas…Y porque no? Para hacer esto posible, hay una carta que corre por las redes para explicar a los niños manteniendo la ilusión, como y porque los padres somos los reyes magos. Aquí os dejo el enlace a esta carta, de una página donde encontrarla

  • Hacerles partícipes de la crear y perpetuar esa magia con sus hermanos pequeños: Cuando un niño tiene ya cierta edad (8-9-10 años) sabes que es casi inevitable que se entere, pero lo peor es que esto arrastre a hermanos más pequeños. O tal vez podamos darle la vuelta!. Hagámosles participes y actores de la fantasía para que ayuden a sus hermanos a seguir creyendo. Puede ser algo más que mágico!

  • Ayudar a buscar regalos para la familia: Por fin podemos contar con un duende de Papa Noel o un Paje Real que nos ayude a buscar y crear los mejores detalles para la familia, haciéndoles participe, no del consumismo desaforado, sino de la ilusión de generar una sonrisa y una ilusión en los seres queridos

  • Mañanas de Reyes  diferentes: Yo personalmente estoy deseando hacer una gynkana o búsqueda del tesoro esa mañana. O  cualquier idea diferente, ya que al liberarnos de la atadura de la tradición nos va a permitir dar rienda suelta a nuestra imaginación! Hagamos de ese día una sorpresa en sí!

  • Ayudar a otros: Este año he conocido ideas fabulosas en las cuales podemos ayudar a niños desfavorecidos a tener  también su pequeño regalo de reyes. Hacer a mi hijo participe de ello es lo primero que está en la lista . Por si queréis informaros os dejos un par de páginas preciosas : elfosycalcetines.org  y reyesmagosdeverdad.org  

  • Poder hablar con cierta libertad: Hay preguntas difíciles de contestar en lo que a imaginación infantil y leyendas/tradiciones se  refiere, yo por lo menos me he visto abocada a salir con un “pues porque son magos y punto” pero también resulta difícil explicar, porque los reyes magos no pueden traer comida a quien no tiene, o una casa a los que duermen en la calle…Por fin podrán entender porque no. Aunque sea triste.

Espero que todas estas ventajas os haga más llevadero ese temido momento, que yo creo que estoy  también a punto de vivir, y que lo vivamos, no como el fin de algo , sino como el comienzo de una nueva etapa, igual de maravillosa como mínimo!

Y vosotros ¿Qué nuevas tradiciones incorporasteis en vuestra familia cuando se acabó  la creencia en estas tradiciones? ¿Ya habéis vivido ese “momentazo”? ¿Cómo crees que cambiaran las Navidades una vez que todo se descubra? Cuéntame ¡!