QUERER Y NO PODER

imagesCAKXRLS5Hace tiempo que se inaguro esta sección, y aunque veo a mucha gente con necesidad de hablar  y de desahogarse, no es fácil que se atrevan a romper el cascaron, los miedos y prejuicios,  asi que solo quiero dar las gracias a esta valiente por ser tan honesta, decirla que estoy aquí para lo que necesite  y darla un abrazo muy fuerte, porque estoy segura de que mientras escribió esta “carta” derramo  muchas lagrimas, pero que también eso sana la herida. Un abrazo muy fuerte!

 “Lo primero es dar las gracias por dejarme escribir sin ser nadie. Leo desde hace años vuestros blogs, y por supuesto este, y me parecéis todas fantásticas. Alguna vez he pensado como seria tener yo uno propio, pero la verdad no me atrevo.  Y ahora que me decido a escribir, vuelve a ganar la batalla las voces que dicen, “que vergüenza, que estás haciendo o esto no le va interesar a nadie”. Pero algunos e-mails con Elena (eres un cielo, nunca podre agradecértelo lo suficiente) y la idea de que en realidad no me va leer nadie me han dado fuerzas para por fin  abrirme y desahogarme. Porque en realidad eso es lo único que quiero y busco, desahogarme.

Empiezo diciendo que yo soy madre, de una niña preciosa y revoltosa, que me da tantos disgustos como alegrías (bueno tantos no muchos menos disgustos que alegrías), pero mi grito de angustia es que: QUIERO SER MADRE! De nuevo y no puedo!. No sé si biológicamente podría, en principio supongo que sí, porque la realidad es que no lo intento.  

Los años van pasando y tampoco soy ya una jovencita , tengo 36 años y soy muy consciente de que entro ya en una  franja “peligrosa” para terne hijos. Estoy en paro desde hace años,  mi marido tiene un negocio, y lejos de ir mejorando las cosas, cada año estamos peor ( como la mayoría de las familias). En estos momentos en los que sin ayuda de mis padres no podríamos subsistir, como carajos puedo ni tan siquiera pensar en un embarazo y un bebe…seria una irresponsabilidad por mi parte!

Hace tres-cuatro años, yo decía, “tengo tiempo, cuando el negocio vaya mejor, y estemos más tranquilos, tendré otro hijo”. Porque aunque entonces no sentía verdaderos deseos de volver a ser madre, siempre quise que mi hija tuviera un/una hermano. Entonces hubiera podido y no quería. Desde hace un año y pico que sufrí un aborto de un embarazo sorpresa, quiero y no me atrevo.

Para más inri, todo lo que vivimos no ayuda a que mi relación de pareja sea idílica, y aunque los dos hacemos las cosas lo mejor que sabemos y podemos, las tensiones y el agotamiento mental puede con nosotros más veces de las que desearía,  así que hay muchos días que me pregunto, pero ¿de verdad quiero tener otro hijo teniendo en cuenta que no sé que va aser de mi matrimonio?

Leo vuestros embarazos y partos con una envidia sana ( si es que existe, y perdonadme por la sinceridad), y me pregunto si el destino me tendrá reservada una vez más ese momento. Me gustaría poder asumir mi familia de tres, como un día leí a alguien, pero no se cómo. Cada vez llevo peor que la gente me pregunte: “¿ y no vas a tener otro? Anímate mujer ¡”,o que mi hija me pida todas las noches un hermanito y no sepa que contestarle…hace tiempo que ya no lo dice, ella si debe haberse resignado.

Hay  días que pienso que soy una egoista,porque al fin y al cabo yo tengo ya una niña preciosa, ya soy madre, y debería céntrame en eso. Hay otros días que me levanto optimista y pienso que sí, que en el 2014 será, y hay muchas veces que pido a Dios que los métodos anticonceptivos fallen y vuelva a embarazarme como aquella vez…

Pensareis que estoy loca, porque yo también lo creo, pero por más razones lógicas que hay para quitarme de la cabeza esta idea, no puedo borrarlo de mi corazón. Y me mata.  Debe ser el dichoso reloj biológico, que nunca quise creer que existiera, pero mira por donde me ha dado de pleno.

Gracias por escucharme o mejor dicho leerme. Gracias Elena por escribir lo que escribes, y por contarme tantas cosas, por ayudarme y…por estar, que al final es lo mas importante.”