REFLEXIONES AL AIRE: DEBATE ABIERTO sobre nuestra responsabilidad como consumidores

globosCuando era más joven, contaba a mí alrededor con un nutrido grupo de gente siempre dispuestos al debate, incluso  acalorado, y a la discusión productiva.  Reconozco que además forma parte de mi personalidad hacer de abogado del diablo, no por sacar de quicio, como algunos piensan, sino porque me parece que es la forma más enriquecedora de relacionarse y de crecer.

La vida y los años, han hecho que se pierda gran parte de esa faceta, así que he pensado, que mejor espacio que este blog, para poder debatir abiertamente, con educación y espíritu constructivo?! Ruego pues que entendáis, que nada de lo que aquí dicho va con segundas intenciones, ni con afán de molestar ni de crear polémica, sino que son sinceras dudas y preguntas, que yo soy la primera que no tengo claras, y que quiero compartir, para poder ver si con vuestras aportaciones soy capaz de hallar una postura donde encontrarme cómoda en este aspecto.

Puede que este debate no sea muy maternal, ni el más popular de mis post, pero… o espera!! tal vez  sí, porque a mí me preocupa mucho mas enseñar a mi hijo sobre la coherencia y responsabilidad  social, que sobre otros aspectos que ya está bastante surtido.¿ y a ti?

En concreto, con este título tan rimbombante (debate abierto sobre la responsabilidad como consumidores) en realidad lo que me estoy preguntando es: como consumidores que somos y a todos los niveles… ¿podemos y/o debemos exigir a las marcas determinadas cosas? ¿Deberíamos ser más selectivos y coherentes a la hora de consumir, ajustándonos  más a esos valores que predicamos sentados en el sofá?

Las polémicas viejas y nuevas sobre la ética de determinas grandes multinacionales  y superficies comerciales, post interesantes sobre las compañías y su publicidad engañosa,  las ultimas noticas sobre las estrategias empresariales de marcas tan conocidas y, cómo no, el revuelo de plagios y copias en este mundo 2.0, hace que piense y mucho cual es mi papel como consumidora en todo esto

¿Qué voy a hacer la próxima vez que vaya a un bar y me apetezca un refresco bien fresquito? ¿Tomarme un mosto? Debería no?. Pero al fin y al cabo, porque yo deje de consumirlos ellos ni se van a enterar.  Ahí entramos en lo de siempre : una gota de agua por sí sola no hace nada, pero una riada destruye todo a su paso. ¿Donde me posiciono a mi misma: como gota o como riada?

¿Y que hago  si mi economía personal y familiar se ajusta significativamente  mejor a lo que me ofrecen determinados supermercados, aunque sé que sus productos y sus trabajadores son tratados como segunda o tercera categoría? ¿Hasta dónde llega la ética y hasta donde lo pragmático ? Maslow  lo tenía claro, primero las necesidades básicas, y luego ya las “tontas”..De verdad si todos consumiéramos únicamente productos españoles saldríamos de la crisis? ¿ Y las cajeras de esas superficies que venden todo de fuera? ¿ Y los transportistas que vienen de la Conchinchina? ¿ Donde queda el consumo responsable  y donde empiezan mis necesidades personales?

Pero si encima me voy más aun a lo personal, la cosa se lía que ni se sabe porque …En el mundo 2.0, yo soy una consumidora? Es decir, aunque no haya transacción económica, si yo sigo habitualmente un blog, estoy consumiendo lo que me “ vende” no? Sus consejos, su diversión, su experiencia, sus emociones…etc..lo que sea. (Reconozco que como bloguera yo así me siento: ofrezco alguien, y hay gente que lo coge.) ¿Por el hecho de que no haya dinero de por medio, las reglas son diferentes? Puedo exigirle a un bloguera al que he seguido habitualmente, que he compartido con él/ella algo, o no? Si me engaña, simplemente dejo de consumirlo y ya está?¿ Y si fuera mi vecina de al lado la que descubro que ni está casada, ni trabaja en el aeropuerto, y el niño que perdió y que llore con ella en realidad nunca existió?  Buff…fuerte no? La pantalla entre nosotros hace que todo se difumine y parezca menos real , pero…éticamente, donde está la diferencia? Así que , porque mi respuesta debe ser diferente?

Y cuando estoy refiriéndome a una marca? Si yo consumo un determinado libro, un grupo, o una diseñadora, su vida personal debería afectarme en mis hábitos de consumo? Si hace algo reprobable o ilegal, eso me tendría que afectar? Su música sigue siendo la misma, robe o no en el súper…pero yo debería comprar su disco, si me parece que personalmente deja mucho que desear lo que hace? Y como consumidora o fan suya, tengo derecho a pedir explicaciones de su vida o no debería importarme un bledo? Pero sino debe importarme su vida para pedir cuentas, debería importarme para tenerle lastima o buscar atenuantes a su conducta? Entender las circunstancias, sentir empatía por alguien, significa justificar sus actos o no ? 

 Creo que la cosa es muy compleja, y muy fácil caer en incoherencias y debates populares pero vacios, por lo menos para mí…Pero me interesa mucho saber: tu ¿Qué opinas?