MAMA , EN EL COLE ME DICEN ….

verguenzaUna vez más, aquí estamos en la convocatoria de #hayvidadespuesdelos6 que MeraK Luna y su blog Ciclogénesis Implosiva  nos hace mensualmente. Esta vez vamos hablar de las burlas, los complejos, el físico…Y una vez más, creo que es un tema sobre el que podríamos hablar largo entendido.

Porque mientras el niño es bebe o muy niño, apenas si es consciente, aunque los haya especialmente vergonzosos (yo tengo uno en casa, doy fe), y aun siéndolo, es algo puntual. Pero según crecen, según la vida social aumenta (tal y como hablábamos el mes pasado) esto comienza a ser otro quebradero más de cabeza. Porque raro es el niño que en algún momento no se ha sentido avergonzado por un comentario de otro compañero, o que empieza a sentir que ser más alto o más bajo, más gordito o flacucho es malo.

Empiezan a compararse con los demás, empiezan a fijarse en que es valorado, aceptado o que es lo que socialmente destaca, y ya no solo vale con que papa y mama me digan que me quieren, quiero que me quieran también los demás!

Este tema es clave porque estamos hablando en realidad de autoestima. La autoestima es la imagen mental que tenemos de nosotros mismos, y es la piedra angular de nuestro equilibrio emocional, de nuestra capacidad de enfrentarnos a la vida y sus retos, de ser felices en definitiva. Y esto es algo que se forma en la infancia, se moldea en la juventud y se corrige o asienta en la edad adulta.

La autoestima está formada por:

– nuestro dialogo interno: lo que nos decimos a nosotros mismos sobre nosotros mismos

– la imagen externa que nos devuelven: lo que los demás dicen de nosotros

– la adquisición de logros y metas en la realidad

– la percepción de nuestro cuerpo: si nos sentimos bien o mal físicamente

– la interpretación que hacemos de todo ello.

 

En la infancia, lo que más peso tiene es lo que los demás nos digan, y evidentemente, nuestras figuras de apego, pero como decíamos, según crecemos nuestras figuras de referencia empiezan a ampliarse y cambiar y a coger peso también más opiniones: ahí es donde entran nuestros amigos, compañeros de clase, profesores etc…

Y es con todo esto; lo que de mi dicen, lo que ocurra en mi vida (éxitos académicos, deportivos, ocio…) y sobre todo como nos enseñen a interpretar todo ello, lo que formara el dialogo interno que cuando somos adultos nos ayudara o será un lastre.

Así que, no hagáis oídos sordos a este tema, porque es muy muy importante para el futuro de nuestros hijos. Si queréis seguimos hablando de ello en otros post…Ok?