El parto: cómo puede ayudarnos la relajación

embaraza y relajacionEn anteriores artículos hablábamos de la importancia de preparase psicológicamente para el día del parto, y en concreto matizábamos tres aspectos: la relajación, la visualización y la confluencia.

Es habitual en la preparación al parto que se hable de la relajación pero  no siempre se le da el espacio suficiente como para aprender realmente a relajarnos. Tampoco aquí puedo yo convertiros en unas expertas, pero por lo menos os daré unos consejos para sacarle todo el  partido.

¿Cuales son los beneficios que podemos obtener?

  • Reducción de la ansiedad, con los beneficios para la salud que ello conlleva, tanto de la madre como del bebe.
  • La relajación favorece la dilatación, haciendo que sea más rápida.
  • Ayuda a controlar el dolor.
  • Las horas se te pasaran más rápido. Además ayuda a retrasar la hora de marcha hacia el hospital.
  • Será una técnica e gran ayuda para futuros momentos como madre/padre

¿Cómo puedo aprender a relajarme de forma efectiva?

  • Elegir la técnica más adecuada: Para aquellas personas desconocedoras del tema recomiendo la Técnica de Jacobson puesto que es más sencilla de aprender, pero por supuesto cualquiera que sepáis o que decidáis aprender será buena. En esto, como en muchas cosas, hay que elegir lo que más se adapte a cada una de vosotras. Otras posibilidades son relajación de Schultz, o Visualización Positiva. Os dejo un enlace donde se explica con claridad la técnica de Jacobson y como practicarla, aunque es mucho más efectivo y rápido su aprendizaje con un profesional.

 http://www.unioviedo.es/psiquiatria/docencia/material/CIENCIASPSICOSOC/2011-12/PRACT-3PC-TECN-RELAJACION.pdf

  • Práctica: Como casi cualquier cosa en este mundo, para hacerlo con efectividad hay que practicar. Hay pues que desarrollar un programa  diario de ejercicios para que realmente podáis utilizarlo en situaciones estresantes y de dolor, pero si logramos dominar la técnica os prometo que es altamente efectiva.Quiero hacer una mención especial para aquellas de vosotras que deseéis un parto natural sin epidural. La relajación será uno de vuestros grandes aliados .Con ello no pretendo decir que no os vaya a doler pero sí que será de gran ayuda. Si este es vuestro objetivo, os recomiendo que sigáis un entrenamiento personalizado con ayuda de un profesional.
  • Siempre es buen momento para empezar: No importa si estás de cuatro meses o de ocho. No lo dejes para mañana y empieza hoy mismo a diseñar tu programa de relajación. Si aún estás en una primera etapa de tu embarazo la relajación te ayudará a lo largo de los nueves meses que te quedan.
  • Ayudas externas: Como música o relajaciones guiadas, de las que encontrareis muchas en Internet. Os recomiendo prepararos un mp3 con este material y llevarlo con vosotras al hospital. Si los trabajos de parto se alargan puede ser un gran aliado.
  • Practica en pareja: Es un ejercicio muy positivo para ambos, y tu pareja sabrá como colaborar en tu relajación durante el parto en la medida en que él conozca también esta técnica.
  • La postura: Especial interés cobra este tema en la medida que avance la gestación y sus molestias. Buscad esa postura ayudándoos de cojines o un balón de pilates más allá de las indicaciones técnicas.

Algunos  aspectos en los  que se requiere un especial cuidado.

Vamos a consultar a un especialista en caso de:

  • Tensión baja: si sufrimos bajadas de tensión es probable que la relajación las acentúe, así pues pospongamos estas técnicas.
  • Si la relajación escogida es la de Jacobson, hay que tener cuidado en caso de lesiones o contracturas graves. Igualmente tanto si estamos en las últimas semanas de la gestación, como si se trata de un embarazo con riesgo de aborto,  tampoco esta será la técnica mas recomendada puesto que aunque los ejercicios de tensión y relajación son suaves, hay otras posibilidades más recomendables en estos casos.

Espero que pronto empecéis a practicarlo y a disfrutar de sus beneficios. En el próximo artículo hablaremos de la visualización.