¿POR QUE NOS CUESTA TANTO HABLAR DE SEXO?

porque nos cuesta tanto hablar de sexoPodría dedicar este post a redactar de nuevo un decálogo de cómo hablar con nuestros hijos, pero en realidad no creo que eso sea necesario. Seguro que tú, madre/padre que me estas leyendo ya sabes cómo hablar con tus hijos, o por lo menos lo haces con más o menos soltura sobre el cole, las amistades, valores, e incluso sobre el conflicto palestino-israelí. Si no es el caso, aquí te dejo algo de lo ya escrito en este blog sobre comunicación. Porque hablar de sexo no deberia ser diferente ha hablar de cualquier otra cosa

Así pues, dándole vueltas a la nueva propuesta mensual de #hayvidadespuesdelos6, lo que una y otra vez se me venía a la cabeza es: ¿Por qué nos cuesta tanto hablar de sexo con nuestros hijos? La teoría la conocemos todos verdad ; ) ? Y el que más o el que menos tiene ya un mínimo de educación sexual (todo es mejorable en esta vida, pero no podemos escondernos detrás de la excusa de “a mi es que nadie me ha hablado de estas cosas”), y lo que no sepamos, sabemos dónde encontrarlo…así que ¿Por qué nos da tanto miedo? ¿Qué se esconde en realidad detrás de la sexualidad que hace que siga dándonos tanto pudor, que siga siendo tan tabú? No nos sonrojamos si nuestros hijos ven el telediario donde priman las imágenes de seres humanos destrozando a otros, donde salen niños mutilados, donde se ve a los que nos gobiernan mintiendo sin pudor, defendiendo a ladrones y estafadores. No nos avergüenza contarles a nuestros hijos como por dinero todo vale para algunos, ni cambiamos de canal cuando salen noticias de padres que han matado a sus hijos a golpes ….Pero pegamos un respingo como si nos hubieran clavado un alfiler si las imágenes son de dos personas desnudándose mutuamente, besándose con pasión, y no te quiero ni contar si son del mismo sexo!!!! Horror!!!! ¿Pero qué carajo nos pasa?. Nuestro nivel de tolerancia ante lo realmente denigrante de nuestra especie es abrumador. Y nuestro nivel de intolerancia ante lo natural es espeluznante. ¿Por qué?

Pues no tengo una respuesta clara, pero , si sé que gran parte de los conflictos que tenemos con la sexualidad se debe precisamente a lo íntimo y personal que es. La sexualidad en realidad es parte de nuestro ser más real, más natural, mas íntimo. En nuestra sexualidad es donde no podemos escapar de quien realmente somos ( y no hablo de un sexo descarnada y sin emociones, no hablo tampoco de “hacer el amor”…todo eso son términos a discutir) hablo de la esencia del ser humano como seres sexuales que somos. Cuando realmente nos dejamos llevar por nuestra esencia sexual, nos quitamos las máscaras, los autocontroles, nos desnudamos y somos nosotros mismos. Por eso cuando tenemos conflictos con nuestro ser y con el otro, la sexualidad es uno de los terrenos que más rápidamente se ve afectado.

Solo en la medida que sabemos esto, que reconocemos nuestra relación con nosotros mismos y nuestra sexualidad, que nos aceptamos tal y como somos, que nos llevamos bien (dentro de lo que cabe) , podremos hablar de sexo con nuestros hijos con la misma naturalidad. Si huimos de nuestra esencia, si nos da vergüenza desnudarnos y reconocernos desnudos de cuerpo y alma, no seremos capaces de vivir nuestra dimensión sexual, y mucho menos seremos capaces de hablarlo con ellos.

Así que, si queréis saber cómo hablar de sexo con vuestros retoños, hablad de sexo con vosotros mismos y será mucho más fácil, lo prometo.
Mientras tanto, seguirá siendo más sencillo explicar cómo puede ser que quien está a nuestro servicio, a quien pagamos por velar y dirigir nuestros intereses, se ría en nuestra cara y salga de rositas, mientras nos amarga la existencia, o cualquier otro bochornoso espectaculo de esta sociedad agónica, todo ello sin sonrojarnos….

PD: si alguien echa en falta respuestas más directas, os diré, que mientras escribía este artículo, mi hijo se acercó al ordenador y guiado por el título o algún párrafo me pregunto qué es la sexualidad. Mi respuesta, por si en algo ayuda:” es una parte de las personas, en realidad de muchos seres vivos, un aspecto como la inteligencia, los sentimientos, el sentido del humor o la fuerza. Es algo importante de nosotros mismos …” en ese momento mi hijo encontró algo más interesante que preguntar, no sé si porque mi respuesta le sirvió o le aburrió. Según la charla profundice os mantendré informados ; P

A vosotros, ¿os han preguntado ya? ¿como habeis respondido? ¿que opinais sobre mi punto de vista ?

8 pensamientos en “¿POR QUE NOS CUESTA TANTO HABLAR DE SEXO?

  1. leerte es genial!!!!!! Que bien lo expresas….. La esencia…….
    Creo que basicamente nos cuesta o averguenza por la educación recibida por nuestros padres…..me refiero a eso del pudor…..verguenza etc……

    Yo por eso lo normalizo …..creo que es la base…..a partir de ahí no me va mal.

    Un beso guapa

    • Gracias guapa! Palabras que viniendo de ti me sacan los colores!

      Tienes razón que lo mejor es normalizarlo, en nuestra vida y después en la de nuestros hijos, a ver si somos capaces de romper tabúes y de hacer una generación mas libre, consciente y sin extremos, tanto en el trema de la sexualidad, como en el resto.

      Un abrazo fuerte

  2. Elena, coincido plenamente en esa idea de que para hablar con nuestros hijos de este tema tenemos que superar primero nuestros prejuicios, tenemos que “reconciliarnos” con esa parte de nosotros mismos porque, a veces, más que privada la vemos como un tabú. De verdad que últimamente estoy dándome cuenta cada vez más de que la naturalidad es la clave de todo en la relación con nuestros hijos. Sin embargo, cada uno tienes sus “fantasmas”, sus barreras, sus temores y es inevitablemente que afecten a nuestra comunicación con ellos.
    Ya sabes que, como siempre, te agradezco una barbaridad tu aportación. Muchos besos

    • Me doy cuenta de que uso frecuentemente una misma respuesta muchas pregutnas, sobre todo en lo que tiene que ver con la relación padres-hijos: solo en la medida en que yo como persona tenga untema trabajado, y consciente en mi mundo emocional, podre transmitirle a mis hijos, su importancia, verdadero valor y formas de enfrentarse a las situaciones. Y es que de verdad creo que esa es una clave de la paternidad! Cada uno arrastra sus “huecos”, y o los conocemos y en la medida de lo posible, “los rellenamos”, o inevitablemente nuestros hijos meterán el pie en ellos.

      Un abrazo fuertisimo

  3. Sí, mi hija también me ha empezado a preguntar.. Quizá lo mejor es valernos de la naturalidad, ya que si hablamos del tema como si fuera algo secreto o malo lo único que conseguiremos será confundir a los niños.

    • Y ojo, que la inmaginacion y fabulación de un niño puede superar con creces la realidad, tanto para bien como para mal!! no nos damos cuenta que si no satisfacemos la curiosidad o la necesidad e saber de un niño, sea en el terreno que sea, el solo buscara respuesta, muchas veces por canales poco adecuados, o incluso creándose en su cabeza un puzle con piezas tan sueltas que el resultado puede ser nefasto!

      Tu lo has dicho: naturalidad al poder

      Un abrazo

  4. Creo que la vergüenza nace de como nos criaron, lastimosamente entre los progenitores y la iglesia se han encargado de hacer que nos avergoncemos de nuestros cuerpos.
    Lo bueno es que hoy por hoy, tenemos muy claro la capacidad de nuestros cuerpos y como tal, tenemos la responsabilidad de enseñarles a nuestros hijos.
    Un gusto leerte!

    • Estoy de acuerdo contigo que arrastramos generaciones de incultura y represión, pero estamos en la era del conocimiento, de la información, y de los recursos, asi pues, tenemos una obligacion de dejar de culpar y de arrastrar y de romper ese circulo, para dar pie a nuevas generaciones libres, sin extremismos, tanto en este tema, como en muchos otros.

      Gracias por pasarte y espero verte mas ; )

Responder a Bea mamadedos Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *