PEQUEÑO HOMENAJE A LAS LETRAS

 

Los que me seguís y conocéis sabéis que yo soy muy de celebrar, lo mismo me da, Halloween, que Navidad o un cumpleaños. Por supuesto no iba a ser menos hoy, día grande donde los haya, El Día Del Libro! Y mientras yo esté,  hoy nunca  faltara un libro, como poco a mi hijo, para que el también incorpore a su vida esta tradición, que de todas, para mí siempre será la más especial, y es que  no hay para mi posesión más preciada que mis libros. Todos y cada uno de ellos son mi tesoro, escogidos, releídos, manoseados y mimados, porque en mi afán de no caer en el espíritu diogenario, reviso constantemente mis ejemplares y me desprendo de muchos de ellos (sino hace tiempo no habría sitio en mi casa para nada mas), liberándolos, liberándome y nutriendo a mi biblioteca más cercana.

Así que hoy vamos a celebrar la dicha de que hace ya más un siglo y muy poco a poco, la cultura, el conocimiento y la evasión que suponen los libros, dejo de ser un privilegio de unos pocos, para convertirse en un lujo al alcance de todos aquel que quiera disfrutar realmente de la vida. Me entristece pensar en los muchos lugares  en los cuales, aun no hay la posibilidad de ir y llevarte a tu antojo un trocito de la  humanidad en forma de papel y tinta, me acongoja pensar, los millones de personas que su analfabetismo cultural o espiritual les priva de este inmenso regalo….y por ello hoy me siento afortunada y agradecida. Ese es mi objetivo de hoy, que mi hijo, con ya casi 8 años, empiece a comprender que no hay mayor  presente en la vida que el placer de leer.

A modo de homenaje al Libro, al gran y amado G.García Márquez , y a todos los que me leéis a mí , hoy os regalo un trocito de una de estas joyitas que siempre  está en la cabecera de mi cama…

!Nada se parece tanto al infierno como un matrimonio feliz!

!Nada se parece tanto al infierno como un matrimonio feliz!

“No quiero ser injusta. Siempre reconocí que nadie me ha redimido mejor tu. Ni mis cuatro doctorados y mis dos maestrías. Cuando nos mudamos para esta casa yo no sabía distinguir entre los ceniceros y las urnas funerarias. Y tú me ibas enseñando el mundo con una dulzura que solo parecía posible por amor, aunque ahora sé que no era más que vanidad.

Y en música, ni hablar: me sacaste cruda de los acordeones vallenatos, de los merengues de Santo domingo, de las plenas de Puerto Rico que tronaban en las noches de marisma, y me diste aprobar el veneno de Bach, de Beethoven, de Brahms, de Bartok y claro, de los Beatles, las cinco bes sin las cuales ya no pude seguir viviendo.

Pero lo que Floro Morales me enseño en una sola noche fue algo que me hacía falta para aprovechar mejor lo que me habías enseñado: que hay que desconfiar por principio de las cosas que nos hacen felices. Hay que aprender a reírse de ellas; sino, ellas terminaran por riéndose de nosotros”

Diatriba de amor contra un hombre sentado .1995. G.García Márquez

2 pensamientos en “PEQUEÑO HOMENAJE A LAS LETRAS

    • Pues te recomiendo que lo busques porque es una joya, claro que a mi todo lo que escribio este hombre me lo parece…

      Un abrazo

Responder a elena Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *