MATERNIDAD EN EL ESPEJO

Gracias, porque cuando te veo regañar a tu hija en público de malas maneras, y veo su vergüenza y su rabia, me recuerda a mi misma, cuando también pierdo el control y me ciega mi propia rabia.

espejo

Gracias , porque cuando te oigo gritar a tus hijos a través del jardín pidiendoles a veces más de lo lógico, me veo a mi misma cuando le exijo al mío y sin escuchar lo que el me quiere decir.

Gracias por que cuando te observo  pedirle a tu hijo te deje tranquilo ver el telediario, y  la decepción se refleja en sus  ojos, siento la misma mirada que yo tampoco veo cuando le pido al mío me deje trabajar tranquila.

Gracias, porque cuando te veo a ti, me veo a mi, reflejada en un espejo limpio, cruelmente sincero, donde se reflejan mis peores sombras . Gracias por que sin ti, jamás me miraría a los ojos.

La toma de consciencia sobre uno mismo, la autocritica, pero también la autoresponsabilidad y el cambio, son probablemente, la mejor y mas difícil enseñanza de la maternidad. Espero tengáis suerte, yo aquí ando, ayudándome de espejos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *