LLEGO EL VERANO: CAMPAMENTOS Y COLONIAS

campamentoEl otro día introducía el tema de cómo los veranos van cambiando según crecen nuestros hijos. Una de las cosas que no podemos ni plantearnos mientras nuestros hijos son bebes es el tema campamentos. Pero llegado un momento, no es que sea posible, sino importante que veamos este tema: Campamentos si, campamentos no.

Creo que en la medida que los niños crecen, estos pueden ser un recurso no solo necesario (hay muchas familias que no es cuestión de elección sino de necesidad que sus hijos acudan a ellos, dichosa conciliación) sino muy bueno.Se aburren mucho más en casa, tienen mucho tiempo libre y nuestros recursos mentales pueden ser limitados para seguir entreteniendo a un niño de 8-9-10 años…lo siento no es tan fácil hacerse con uno de cuatro que con un preadolescente!!

Así pues, creo que pueden ser muchas las ventajas de estos campamentos:

–          Entretenimiento : Me da igual si son externos ( tipo colonias) o urbanos, no dejan de ser unas cuantas horas o semanas que hacen algo diferente. Pero para ello debemos de contar con sus gustos y deseos , claro está!

–          Aprendizaje: Podemos aprovechar para que refuercen conocimientos (algunos incluyen ratos de repaso general académico) que practiquen destrezas (inglés o algún deporte concreto ) o incluso introduzcan nuevas (campamentos artísticos )

–          Socialización: Conocerán gente nueva, harán nuevos amigos. Otros “profesores” e incluso formas diferentes de hacer las cosas

–          Independencia: El simple hecho de estar en nuevo ambiente, ya le obligara a sacar nuevos recursos, si además se trata de campamentos con convivencia ( en los cuales duermen fuera de casa) esto adquiere mucha más relevancia. Es una oportunidad de madurar e ir soltando amarras con mama y papa…Seguro que vuelven muy cambiados, a que si?

Así pues, habrá que tener en cuenta a la hora de escogerlos:

–          Sus gustos: que no sea una pelea llevarlo

–          Su personalidad: si son niños muy independientes o más bien muy apegados a nosotros

–          Su edad : por supuesto con características individuales

–          Sus necesidades: según lo visto anteriormente

En compaginar correctamente estos cuatro puntos puede residir el éxito del campamento de verano, que alcancemos los objetivos anteriormente citados y sobre todo que quieran repetir el año que viene, así que ….suerte!!

Y vuestros hijos ¿ van a ir de campamento este verano? ¿Cuál es vuestra experiencia al respecto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *