LECTURAS Y MAS LECTURAS

niño leiendo

Un mes más, estamos en una nueva convocatoria de #hayvidadespuesdelos6 , con un tema muy especial para mí: las lecturas de nuestros hijos.¿ Porque especialmente este? Primero , he de confesar, porque yo soy una lectora empedernida, disfruto como no disfruto de ninguna otra cosa de la lectura, de todo tipo y clase…Segundo, porque creo que si hay un pilar fundamental para la formación de una persona (formación académica pero también humana) es la lectura y todo lo que ella te puede aportar. Sin la lectura, creo que sin la lectura, uno anda cojeando por la vida. Así pues, os imaginareis la importancia que yo le doy a que mi hijo lea.

 

La cosa empezó fácil y bien. Los niños copian lo que ven y apenas con tres años, cogía los catálogos del buzón y se sentaba en el sofá como quien lee muy serio el periódico. Aprendió a leer sin problemas, y ha generado un hábito bastante bueno. Podría dar muchos consejos personales y profesionales de como buscar que esto ocurra en vuestras casas. Pero , en realidad os voy a contar que es lo que me “preocupa” (ojo con las comillas) de cómo evoluciona la lectura en el caso de Víctor.

Lee, ni muy bien , ni mal. A veces por propia iniciativa, otras porque yo se lo propongo. Le gustan los libros, las bibliotecas, regalar y que s ellos regalen…De que me quejo pues? De que solo lee libros de animales. Y uno puede pensar: “ y que mujer, mientras lea!!”. Y por supuesto que lo más importante es que lea, independientemente del que, pero no menos cierto es , que creo que con 8 años y en tercero de primaria, es importante y me gustaría que mi hijo desarrollara el gusto y hábito por leer otro tipo de lecturas , más literarias. No hablo del Quijote, que resulta que lo tiene en versión infantil y si yo se lo leo le encanta, pero de ahí a leer lo él….pues no!

Y a veces he creído que es que no los lee, solo mira las fotos, pero si le preguntas, si , se entera de los textos, retiene la información sobre el bicho en cuestión y desde luego, que va a terminar siendo un experto en la materia (como casi todos los niños), pero creo que la literatura ofrece una serie de beneficios que los libros “científicos” no aportan, y por ello me gustaría ser capaz de que mi hijo tenga hábitos más variados.

 

Y cuáles son esas cosas que aportan:

  • Vocabulario: ampliar y mejorar tu vocabulario más allá de una materia en concreto
  • Capacidad de entender, seguir, y memorizar que te da un argumento extenso de un libro literario
  • Desarrollar la imaginación
  • Modelos de conductas, valores , etc… a seguir, rechazar pero sobre todo a reflexionar. Para mí la mayor ventaja que te aporta la lectura es el espíritu crítico y de reflexión que la variedad te ofrece. Si solo lees una cosa, (me da igual sea el Marca, que libros científicos de física cuántica, poca variedad hay de puntos de vista y de opciones)

Así pues, espero ansiosa las listas de mis compañeros de carnaval, para lanzarme a por ellos y ver si alguno consigue engancharle lo suficiente e como para ampliar sus gustos. Porque sí que tengo claro algo, y con ello va el único consejo y el más importante que voy a dar al respecto: el niño tiene que tener MUCHOS y VARIADOS libros a su alcance, aunque no los lea, aunque parezca que no les gustan, que los tenga…

Personalmente no leía nada, lo hacía bien pero no era un hábito en mí, porque en mi casa nadie lo tenía adquirido. Eso sí, mi madre me compraba muchos libros que incluso no les quitaba el plástico. Hasta que un verano, en el que cumplí 11 años, aburridísima en unas vacaciones familiares, cogí un libro de que mi tía tenía por allí, Cien años de soledad. Me enamore, y desde ese día, empecé a devorar todo lo que no había leído hasta entonces. Así pues, no desesperéis, y no cedáis a la tentación de ahorrároslos porque el niñ@ no le guste leer…No sabes en que momento todo puede darse la vuelta.

2 pensamientos en “LECTURAS Y MAS LECTURAS

  1. ¡Jope, Elena!. Cien años de soledad es un libro magnífico, de eso no hay duda, pero iniciarte en el gusto por la lectura a los 11 años y con ese tocho, eso sí que tiene mérito….

    Comparto tu amor por los libros. Pocas cosas tan pequeñas pueden darnos tanto. Inculcar ese amor a nuestros hijos es una tarea que no debemos olvidar y empezando desde muy pequeñitos, incluso antes de que sepan leer. Reservar unos minutos todos los días para contarles un cuento, una pequeña historia….. ¡Qué fácil parece y qué difícil es a veces en el día a día buscar ese ratito!

    Besos.

    • Pero tu no te acuerdas que ese libro era tuyo y que te lo cogi un verano en Escalona? jjjjj Desde luego fue un poco brusco pero …mira el resultado, por eso no pierdo la esperanza, lo mio fue tardia, tal vez lo de Victor también. Los buenos habitos y la disponibilidad son imprescindibles para ello

      Besos

Responder a Begoña Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *