HOY HABLAMOS DE DIOS o cosas igual de difíciles de definir

dios¿Cómo se le explica a un niño de 8 años que existe más de un “dios”? ¿Cómo explicar que hay gente que no cree? ¿Cómo que eso no es mejor ni peor?  Hay que darse cuenta que el concepto de Dios, como muchas otras cosas que esta edad se empiezan a preguntar, es un constructo, es decir, es una idea o concepto no tangible, inventado y que requiere de un pensamiento abstracto para comprenderlo. Según vamos madurando, vamos aprendiendo a pensar, a reflexionar y a sacar nuestras propias conclusiones, por eso debemos aprovechar cualquier pregunta para generar una conversación que le ayude a reflexionar, más allá de imponer nuestra opinión o visión al respecto.

¿Cómo ser capaces de hablar con nuestros hijos de estos temas, ayudándoles a pensar? Os cuento algún truco:

Haz preguntas: Antes de soltar el discurso, pregunta y déjale hablar. Escucha bien y haz más preguntas. No hay mejor aprendizaje de algo que el que se genera por la propia deducción, y aunque aquí no es tanto aprender lo que buscamos, es genial llevarlos a través de estas al camino que queremos mostrarles

– Ponle ejemplos más cotidianos: Temas como estos son complejos de explicar, pero si queremos explicar que hay gente que cree en diferentes religiones, podemos ponerle ejemplos más sencillos como que hay gente que cree que un equipo de futbol X es el mejor y otros que el mejor es el equipo Y, y eso no nos hace, mejores ni peores.

– Háblales de todas las opciones que hay: En conceptos tan abstractos y filosóficos, no hay una única realidad, y aunque, siguiendo con el tema de la religión, vosotros profeséis una en concreto, háblale de todas las opciones que existen, en igualdad de condiciones, que no haya una única respuesta estándar, porque si os pregunta, es porque ya sabe que hay otras opciones y lo que quiere es saber de vuestra mano cuales y como son

– Que pueda conocer de primera mano diferentes opciones u opniones: Tengo la suerte de contar con amigos de varias religiones, y como es un tema que me apasiona particularmente, a menudo hablo con ellos y me empapo de primera mano de estas, así que puedo hablar con mi hijo con bastante soltura de bastantes, pero además, le invito a que pregunte a ellos directamente, a que se informe de la fuente, a que pregunte a sus compañeros musulmanes por “su dios”. Nadie mejor que quien lo vive para contarlo, porque para poder tomar una decisión libre, hay que estar muy bien informado, sino , nuestra decisión esta sesgada y determinada por una información limitada

Deja que te pregunte y contesta con honestidad a sus preguntas: Si les dejáis os acabaran preguntado vuestra opinión. Mi hijo, de momento, cree en el dios cristiano que su profe de religión le esta enseñando, pero cuando me pregunta le hablo de mi concepto de espiritualidad y de que yo no creo en ese dios. Puede que en un principio parezca que le confundo, pero en realidad, le muestro que se puede pensar de diferente manera, le digo lo que yo pienso, y que eso no es ni mejor ni peor ni más verdad ni menos que lo que él cree. Me interesa más que entienda la diversidad de pensamientos y el respeto, que el que elija ya con 8 años la religión que va a profesar.

Si en casa hay diferentes opiniones al respecto, tambien es una gran ocasion para que cada uno, con respeto hacia el resto, explique sus creencias, y se enriquezca el debate. Fuera eso de lo “lo que diga tu madre/padre”

Es una de las ventajas de que tus hijos crezcan, que puedes hablar con ellos de cosas tan interesantes como estas, pero sobre todo, que ves como empiezan a generar pensamiento crítico, a debatir, a aprender a defender sus creencias y opiniones, como se va callado a su habitación con esa mirada de…”esto tengo que pensarlo bien”…Y es lo mejor que te puede pasar como madre, por lo menos a mí. No se te ocurra perdértelo con un “no sé”, “dios no existe” o “tu cree lo que quieras y punto”

¿Vuestros hijos os preguntan sobre ello? ¿Tienen compañeros en clase de otras religiones? ¿Os sentís cómodos en estas conversaciones u otras similares? Estoy deseosa de saber vuestras experiencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *