HERMANOS…¿QUE NOS APORTAN?

hermanosLa verdad es que esta convocatoria de #hayvidadespuesdelos6 ha sido de la más compleja para mí, ya que carezco de datos y vivencias personales de la maternidad múltiple (solo tengo un hijo) y por tanto también, de motivación para indagar al respecto aun desde lo profesional, así que reconozco que no sabía muy bien por donde enfocarlo.Pero por supuetso, me puse manos a la obra

Sé que las peleas, celos, rivalidad entre hermanos etc… son las grandes preocupaciones de los padres y parece que inevitables, pero lo cierto que es no me apetecía centrarlo en aspectos tan negativos. Así que, pensando decidí basarlo en lo positivo, en que aporta la desarrollo del niño tener hermanos, cual es el papel que jugamos como tales.

Por supuesto vaya por delante que hay multitud de estudios que demuestran que no hay diferencias significativas ni intelectuales ni emocionales entre niños con hermanos o hijos únicos. Estos últimos no son más egoístas, ni mimados ni tímidos ni ninguna de esas “leyendas urbanas” con las que nos amenazan a los padres de hijos únicos. Supongo que debido a que el ser humano es el animal más adaptativo y flexible de la naturaleza, y hemos aprendido rápidamente a buscar en otros aquello que los hermanos ofrecen.

Así pues, vamos a ver, desde el punto de vista psicológico, que función cumplen los hermanos:

– En términos generales, los hermanos son nuestro campo de entrenamiento en todo. No son adultos, tampoco iguales a nosotros (ya sean más pequeños, mayores, de diferente sexo..) serán pues nuestros conejillos de indias y el mejor entrenamiento social para desarrollar diferentes estrategias

– Son un apoyo emocional a menudo más accesible que los adultos. Con los hermanos se habla y se comparten cosas con mayor facilidad que con los padres, profesores etc…A veces serán fuente única y otras veces de ahí se subirá a “instancias mayores”, pero casi siempre son un paso previo

– Marcan nuestras relaciones sociales futuras . Tanto la relación con los padres, como con los hermanos, son consideradas como las relaciones primarias y por tanto fundamentales en las relaciones secundarias que son el resto que iremos estableciendo a lo largo de nuestra vida.

– El establecimiento de roles, y por tanto el aprender a manejarnos con ellos (tanto el aceptarlos como el luchar por derribarlos etc…) es mayor ante la presencia de hermanos. Lo mismo ocurre con el modelaje. Los hermanos casi inevitablemente se convierten en modelos unos de otros ( no necesariamente es la dirección del mayor hacia los pequeños, el modelaje viene más bien marcado por los roles, y se puede ver como en ocasiones son los pequeños los que familiar o socialmente son puestos como ejemplo o modelo a seguir por los mayores)

– Son catalizadores de muchas emociones, como antenas receptoras, por cercanía y proximidad fisica y emocional, asi pues, en ellos se vuelcan el cariño, el deseo de protección, admiración, envidia, celos etc…

– La relación fraternal se basa en el compartir historias tan similares y comunes que nadie como ellos pueden entender determinadas situaciones, pero a su vez nos muestran también mejor que nadie, que “la realidad no existe” puesto que nunca se vive la situación de igual manera uno que otros (por muy difícil que nos resulte de creer)

Lo que es incuestionable es que tener hermanos es todo un reto de la vida, que nos obliga a aprender si o si convivencia y manejo de muchas situaciones, pero como he comentado a principio, está ampliamente demostrado, que de carecer de hermanos, las relaciones con los padres, otros familiares y niños del entorno social, acaban sirviéndonos igualmente para dichas funciones.

¿Cómo lo veis vosotros? ¿Creéis que si hay diferencias entre los hijos únicos y aquellos que se crían con hermanos? y las desventajas de tener hermanos ¿cuáles pensáis que son?

Hay vida después de los seis años” es una iniciativa en la que queremos implicar al mayor número posible de blogs con el fin de hacer más visibles los problemas y situaciones que viven las familias con niños que han dejado ya atrás la primera infancia. Hijos en edad escolar, preadolescentes, adolescentes… todos tienen cabida aquí. Si estás interesado en aportar tus experiencias sobre el tema propuesto, no tienes más que publicar bajo el hashtag #hayvidadespuesdelos6 el tercer lunes de cada mes

12 pensamientos en “HERMANOS…¿QUE NOS APORTAN?

  1. ¡Sí que tiene vertientes para analizar esto de tener hermanos! Si me hubieran preguntado a mí, sólo habría respondido que los hermanos sirven para no estar solos y para tener un amigo y apoyo de por vida. Pero tu post es mucho más completo. ¡Tengo que hacerle un hermanito a mi bichilla a la de ya!

    • jajaja gracias por laparte que me toca, y sobre todo por hacerme un “poquitito” participe y responsable de la busqueda del “segundo bichillo”..piensa en cambiar el nombre del blog por :Planeando ser padres de dos…JAJAJA

      Un abrazo

  2. Me ha gustado mucho tu punto de vista, no sólo como madre sino como psicóloga. No había caído en que los hermanos son “un apoyo emocional a menudo más accesible que los adultos”, pero es totalmente cierto!!

    • Gracias guapa! La verdad es que como madre, aqui poco puedo aportar, podria como hermana, pero tampoco es el caso,esta vez me quedo con laparte profesinal en exclusiva.

      Un abrazo

  3. Has plasmado de una forma tan clara todas esas ideas que me barrenan a mí en la cabeza. Todas esas cosas es mi hermana para mí y todas esas pretendo que sean mis hijas entre ellas. Eso del apoyo emocional más accesible que los adultos y nuestro “conejillo de indias” me ha hecho pensar mucho. También lo que dices de que con ellos compartimos “historias tan similares y comunes que nadie como ellos pueden entender determinadas situaciones” y que al mismo tiempo ambas pueden tener un punto de vista distinto del mismo hecho. Está genial!!!!! Me ha gustado un montón!

  4. Me ha gustado mucho el enfoque que le has dado a tu post. Partiendo de la base del hijo único has virado hacia los hermanos. Personalmente creo que es mejor tener hermanos pero entiendo que haya gente con otros puntos de vista. Que hay muchos prejuicios sobre el hijo único no lo niego, pero para mí no es lo ideal.
    Sobre la relación entre hermanos me ha gustado la claridad con que has expuesto las ideas, ideas que por otra parte comparto. Feliz semana

    • Bueno, como tu dices, desde el punto de vista personal, cada uno lo ve y valora a su manera, siempre respetable. Desde el punto de vista psicologico, ya digo no se han observado diferencias que determinen si es mejor o peor, se pueden observar ciertos patrones diferentes de evolucion (con us pare positiva y su pare negativa cada uno) , que una vez adultos desaparecen. No hay diferencias de personalidad, inteligencia,satisfaccion ni de exito entre adultos que han sido hijos unicos o aquellos con hermanos.

      Un abrazo fuerte

  5. Acabo de entrar por primera vez en tu web y este post me ha gustado mucho. Yo he sido hija única, no es que me sienta muy feliz por ello. Como bien dices, se tienen muchos mitos sobre los hijos únicos. No quiero decir que alguno sea cierto, pero eso es debido al caracter de esa persona. Una persona egoista será egoista tanto si tiene hermanos como si no los tiene. De hecho, mi madre era muy egoista y caprichosa y ella había tenido hermanos, mientras que yo no disfruté nunca de esos “lujos” porque ella los copaba todos. Lo que si es cierto de los hijos únicos es que quizas maduremos antes (tampoco generalizo) todo lo buenos es para nosotros (no lo discuto) pero también todo lo malo o todos los problemas son sola y únicamente para nosotros. No podemos compartir ningún momento malo ni pedir ayuda en ninguna circunstancia problemática… y eso es lo que generamente nadie ve en nuestro caso.
    Actualmente soy madre de dos hijos, el mayor de 16 años con problemas de espectro autista. El pequeño de 6 años, un niño muy movido pero por suerte con ningún problema adicional. El mayor fue diagnosticado con tres años y lo cierto es que desde que nació yo quería que no fuera hijo único. Mi ex también lo era y nuestra familia es muy pequeña y triste. Me divorcié de su padre y el pequeño es hijo de mi actual pareja, aunque todos nos llevamos de maravilla y hemos formado una familia expandida algo particular.
    Cuando tuve al pequeño tenía muy claro que no era para que se encargara del mayor. Tenía que tener su propia vida. El mayor siempre quiso un hermano y lo cierto es que no tuvo demasiados celos, pero no fue fácil. Tenía que entender que un bebé no era un juguete y que aunque él fuera “el ayudante de mamá” no podía hacer lo mismo que una mamá.
    Ahora se llevan bien, pero el peque muchas veces huye de su hermano. Le agobia. Pide su espacio y en ocasiones lo suele pedir con violencia, aunque no le culpo. Cuando una mole de ochenta y pico de kilos va a sentarse encima de tí para hacerte una gracia se merece una buena patada disuasoria. Eso hace que el mayor crea que el pequeño le odia. Yo le intento explicar que esa no es la mejor forma de conquistarle. Por su parte, cuando el mayor ha tenido sus crisis (que las ha tenido con eso de la adolescencia) mi pareja le explica al peque que a su hermano su cabeza le funciona de una forma un poco diferente y por eso tiene esas reacciones, pero que no está loco ni es malo. Es duro oir eso, pero tiene que entenderlo desde muy pequeño.
    El mayor ha evolucionado mucho desde que tiene a su hermano. El pequeño ha tenido que madurar mucho pese a su corta edad al tener un hermano autista.
    Quería dejar aquí, aunque fuera en este comentario mi aportación. Si hubiera tenido tiempo y lo hubiera sabido me hubiera encantado hacer una entrada y unirme al reto, pero se me ha pasado el turno. Dejemoslo como una pequeña aportación de la vida después de los 6 cuando uno de ellos es un niño especial.

    • Lo primero Laura darte las gracias por escoger mi blog para compartir, auqnue sea un poco por encima, tu experiencia, que asoma abrumadora!.Es una pena que no hayas llegado a la convocatoria ( que te informo para proximas convocatorias que hay un grupo de FB y asi no te la pierdes), porque ese testimonio de la relacion entre hermanos cuando uno de ellos tiene una condicion diferente que afecta a la convivencia me parece tan interesante y necesaria, que te pido e invito que lo hagas, aunque sea fuera de cualqueir convocatoria, porque somos muchos los uqe nos gustaria saber mas, de primera mano, y tambien seguro que muchas personas se sentiran identificadas con tus vivencias.

      Un abarazo muy fuerte, bienvenida al blog y espero nos veamos por aqui!

Responder a Planeando ser padres Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *