FUI UNA MADRE PINTEREST ANTES DE QUE EXISTIERA PINTEREST…pero aquello se acabo.

Mucho se ha escrito ya sobre lo agotador, difícil e incluso perjudicial de pretender ser una madre Pinterest, de querer hacer magia a diario con la infancia de nuestros hijos. Pero yo he sido o querido ser Pinterest mucho antes de que existiera, y aquellos que me conocen lo saben, en la maternidad y sin ella.

Tal vez porque he tenido una infancia, tranquila y feliz, pero muy sosa. Porque no recuerdo un cumpleaños con amigos hasta los veintiiii ( efectos secundarios de nacer en pleno Agosto), porque mi familia ( a la que por supuesto adoro), es muy poco dada a ferias, fiestas, verbenas populares o celebraciones fastuosas. Nunca falta una buena mesa en mi familia , ni un buen vino, pero sin florituras ni bobadas. Y yo, sin despreciar lo uno, me gusta y disfruto como una tonta, de un farolillo, de una mesa bien puesta, de unas velas y una flor.

Siempre dije que si tenia hijos era para poder disfrutar con ellos de todas esas cosas que yo no tuve ( frase que todos repetimos hasta la saciedad), y lo que yo no tuve, fueron cumpleaños vistosos, Navidades de cuento, o magia en una tarde cualquiera. Y aunque no me he vuelto loca, ni perdí la vida en ello, creo que durante estos diez años de mi hijo, he puesto de mi el 150 % para que así fuera.

Pero no se serán los genes ( la rama que al árbol sale ), la edad ( mía y suya ) , o el cansancio de nadar siempre contracorriente , esta etapa siento toca a su fin.

Se acabo dejarme la sesera inventando cumpleaños únicos cada verano ( el pobre también ha tenido la “mala suerte de nacer en estas fechas”)   y arrastrar a ello a mi familia ( que siempre , siempre, siempre, han colaborado al 100 % por dar gusto a la niña y a su pequeñajo), se acabo el comerme yo sola el preparar cumpleaños , decorar la casa en Navidad como si fuera una tienda, preparar fiestas de Halloween para mi hijo y sus amigos etc…Porque además, creo ya no es necesario.

Este año, hemos decidido que EL cumpleaños era una fiesta-pijama con sus tres mejores amigos, con wifi, bebida sin cafeína y comida basura a discreción . El año que viene será algo similar , y dentro de dos…ya no me necesitara nada más que para traerle y llevarle.

Creo que mi labor aquí ha terminado…gracias a dios. Espero haber generado preciosos recuerdos durante estos diez años, y haber sembrado la semilla del habito de poner un poco de belleza y de magia en el día a día, y en los momentos especiales, porque de eso nunca sobra, y que sepa, que si no hay nada que celebrar, uno ha de inventarlo.

Gracias, cariño mío, por haber dado la oportunidad y la excusa para vivir desde el otro lado, lo que siempre quise tener. Ya no tengo que ser una madre Pinterest, aunque nunca perderé ( o eso espero) mi toque especial.

FELIZ DECIMO CUMPLEAÑOS!!

 

6 pensamientos en “FUI UNA MADRE PINTEREST ANTES DE QUE EXISTIERA PINTEREST…pero aquello se acabo.

  1. El toque es tuyo, innato! Sabes hacer sonreír a distancia! Doy fe de ello!
    Felices 10 añazos para el muchachote y feliz década de MAMÁ (en mayúsculas ) para ti!
    😙😙😙😙😙😙😙😙😙😙

  2. Nunca digas nunca jamás!!! jajaja. Yo también lo fuí antes de su existencia con mi mayor que ya tiene 19 años!. Así que no veas para hacer las cosas que se hacen y se consiguen tan fáciles ahora. Pero me encanta volver a repetir con el pequeño que acaba de cumplir los 3. No quiero ni pensar en el día que esto se acabe… aunque creo que para mí no acabará y seguiré en ello aunque cumplan 40 😉
    Te invito a que pases por mi entrada sobre como ha sido la fiesta del tercer cumpleaños de mi peque

    • jajajaja….es verdad que nunca podemos decir de este agua no beberé!! Muchas gracias por hacerme ver que nunca perdemos nuestra esencia y por pasarte por aquí!

  3. La vida es eso que nos ocurre mientras estamos pensando en otra cosa. No hay que desperdiciar ni una sola oportunidad de celebrar las pequeñas cosas. No es necesario esperar a grandes fechas, a veces un solo detalle, un ratito de descanso con un refresco en la mano, una canción que nos gusta que suena en la radio……cualquier cosa da lugar a que hoy “pueda ser un gran día” como cantaba Serrat. Y si además es el décimo cumpleaños de la personita que tienes más cerca, con más motivo. Con farolillos o sin ellos, un beso muy fuerte para ambos.

    • Estoy de acuerdo contigo…hay que tener los ojos limpios y abiertos para disfrutar de cada pequeño detalle, a pesar de todo!

      Un millón de gracias por todo, muchos besos de vuelta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *