Educacion Emocional Práctica

emociones blogCuando hablamos de emociones, y de cómo enseñar a nuestros hijos a gestionar o a desenvolverse correctamente en este intrincado mundo,  son muchas las teorías, y a veces poco prácticas lo que  yo he leído. Esto resulta desconcertante, para padres, que en general hemos sido criados por una generación que jamás había oído hablar de la inteligencia emocional. Vamos que las teorías están muy bien, pero ¿que hago yo con mi hijo?

Una  recomendación es que uno se plantee emocionalmente hablando, ¿Que destrezas querría que mi hijo tuviera cuando fuera mayor? .De igual manera que planificamos que los idiomas son, debemos saber qué es lo que queremos que nuestros hijos tengan en su bagaje emocional para saber que estrategias debemos seguir para lograrlo. Probablemente  muchas cosas sobre la educación de nuestros retoños  lo hablamos en pareja, hagamos lo mismo con esto.

En pos de la búsqueda de unas pautas sencillas y aplicables , propongo que reduzcamos  y concretemos las áreas más importantes a trabajar, y  personalmente me interesa centrarme en cuatro, a mi entender claves: el amor incondicional, el desarrollo de la autoestima, la responsabilidad de nuestros actos  y la empatía.

 

1.-Amor  Incondicional: Se trata de ser capaz de recibir y de dar amor in-con-di-cio-nal, sin esperar nada a cambio. 

 

Y el orden anterior no ha sido aleatorio  o un error, es que primero hay que ser capaz de recibir o de sentir ese amor incondicional, y de ahí podremos ser capaces de darlo. Si un niño no se ha sentido amado sin condicionamientos, no porque fuera bueno, o porque sacara sobresalientes, o porque estaba calladito, sino por ser el mismo, crecerá siendo un adulto que no sabrá dar amor sino que pedirá siempre algo a cambio.

 

Así  pues, quedan desterradas esas terroríficas frases de “si no haces…no te querré mas”, pero más sutiles e igualmente traicioneras son “es que este niño es un santo, cuando estas a si de tranquilo te adoro...” o similares formulas que de forma muy sutil  están mandando el mensaje erróneo de que le queremos por algo. Sé que en la mayoría de las ocasiones “el daño” es inconsciente por parte de los padres, pero debemos estar muy alerta sobre nuestras palabras, !que decimos y como lo decimos!

 

La mejor manera de evitar el enredo es la verbalización directa, hablad con ellos y decidles claramente que pase lo que pase y hagan lo que hagan siempre les querréis, porque son nuestros hijos, simplemente por ello. Que eso no significa que no haya que mejorar aquellas cosas que no hagan bien, o que no nos vayamos a enfadarnos con ellos, pero JAMAS nunca duden de nuestro amor. Esto es así en todos los padres, ¿pero de verdad todos los hijos lo “saben”?

Cuando su mundo emocional vaya creciendo, y empiezan a sentir el amor hacia la familia, los amigos, podremos también empezar a trabajar con ellos. Ojo con el chantaje emocional: es habitual que empiecen a pedir cosas a cambio de besos o cariño ”pues sino me traes o no me compras no te querré!” Hablando con ellos, no desde el enfado , sino explicándoles que igual que nosotros no condicionamos nuestro amor hacia ellos  a su comportamiento , tampoco el debe hacerlo, lo entenderá.

Creo que una mascota puede ser una buena aliada en este aprendizaje,  siempre que no compremos un perrito por lo mono que es, o abandonemos a nuestra mascota, porque nos destroza la casa, en cuyo caso estamos mandando el mensaje contrario ( te quiero porque eres guapo, o porque eres bueno). Ojo con los mensajes contradictorios,  entre lo que verbalizamos y lo que demostramos.

 

 

Para no abrumar desde el principio, dejamos los otros tres puntos para la siguiente entrada. Mientras os dejo tiempo para reflexionar y comentar que herramienta emocional creeis vosotros que es imprescindible en este mundo que nos ha tocado vivir

2 pensamientos en “Educacion Emocional Práctica

    • No solo la conozco, sino que me costo encontrarla, pero me hice con ella. Es una gran coleccion y en proximos articulos hago referencia a ella, junto con juegos para trabajar las emociones desde pequeños.

      Gracias como siempre por tus bellas palabras

      Besos y abrazos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *