COMO PASAR POR LAS CENAS FAMILIARES Y NO MORIR EN EL INTENTO

mesa de navidadEl que más o el que menos, estas fiestas teme alguna reunión familiar por diferentes motivos: peleas con la suegra, diferencias con los cuñados, o con los propios, porque no siempre es la familia política la que más quebraderos de cabeza nos da. Y es que el resto del año, parece que esquivamos mejor el vernos o el sacarnos los trapos sucios, sin embargo, aquí lo de Noche de Paz, desgraciadamente no se cumple.

Y es que hace unos días, alguien me mando un twuit de auxilio de cómo sobrevivir a la cena familiar tras una bronca monumental y con vistas a no dejar la fiesta tranquila. Querida, me gustaría darte una varita mágica para poder convertir al ogro en hada buena, pero de esas no me quedan, las gaste todas y sin buenos resultados la verdad… (Jjjj) Pero vamos a intentar tirar de trucos “semi-milagrosos”  para evitar la tragedia…

 

1.- Tu decides: Empezamos fuerte, pero creo que es lo más importante. Evalúa y se sincera contigo misma sobre los motivos y si te compensa o no pasar por esa situación. A veces hay que hacerlo, por tu madre, tu pareja, tus hijos etc.…pero no siempre será imprescindible, y si de verdad no te compensa, plantea la situación a las claras. Es preferible pasar un disgusto un día, que toda la vida amargada. Conozco más de una persona que no pasa las Navidades con la familia política o propia, que su situación era tan dañina emocionalmente que opto por sí misma. Llegar a los 60 viendo que hemos estado toda la vida haciendo lo que querían el resto en vez de lo que deseábamos es una pena, muy a la orden del día.

Si el acompañar a tu pareja a esas reuniones, el vivirlo con tus hijos, etc.. para ti pesa más que nada, tenlo claro y no olvides el PARA QUE estás haciendo ese sacrificio, porque siempre lo hace mucho más llevadero. No es una obligación, es una decisión personal. Tú decides y tienes derecho a elegir hoy, y a cambiar de opinión cuando quieras. Desde esa actitud todo será mucho más llevadero

 

2.- Firma una tregua: Si como ya me constates la situación viene de lejos, creo que no sobra el que antes de sentaros a la mesa, puedas tener una mini conversación, en el que, de buenas formas y con la mejor de las intenciones, dejéis las armas a parte, por lo menos durante unos días. Díselo abiertamente:” Hay ciertos temas que es mejor que hoy no los discutamos porque para todos resulta doloroso e incomodo. Yo quiero disfrutar de este día todos juntos, te parece? ” Puede que él/ella/ellos digan que si, y aun así a la mínima que pueda saque los cuchillos, de nuevo vuelve con el mensaje las veces que sea necesario, firme pero con una sonrisa: “Creía que había quedado claro que hoy no es el día ni el momento para hablar de….”.

También hay veces que son lo suficientemente inteligentes como para coger el mensaje a la primero y dejan que por lo menos estas celebraciones eran mejores.

 

3.- Se flexible pero pon limites: Rebaja la sensibilidad y se flexible, porque ya sabemos como son, pero ojo, porque como empezaba diciéndote, creo que hay cosas que no debes tolerar. Y los límites solo los puedes poner tú. Déjalos claros también, y advierte la repercusión de determinadas actitudes. No es una amenaza, es simplemente que en la vida toda acción tiene una reacción y una repercusión, y si se sobrepasan ciertos límites, creo que deberás tener claro, primero tu, y luego tu entorno (marido, padres, suegros etc…) cuales  son las consecuencias.

 

4.- Búscate aliados y móntate tu propia fiesta: Siempre habrá potra nuera, un cuñado o tu propia pareja que te entienda y te comprenda, pueda echarte un capote cuando el toro te envista, y con quien tomarte una copa y reírte para descargar tensiones durante la noche…y si no es así, siéntate a cenar en la mesa de los niños! O ponte a bailar con ellos, o hazte tu propia fiesta…Es un día para celebrar y si tienes a tu lado a alguien a quien quieres y que te quiere, el mundo puedo caerse a tu alrededor que y nunca debes perder la sonrisa!!

 

5.- Sentido del humor. “con un poco de azúcar esa píldora, que os dan….” Creo que esta si es la varita mágica que más ayuda en todo y para todo, no te la dejes en casa!

 

Siempre nos quedara Twitter para contarnos y reírnos…Somos muchas las que estaremos tirando de los mismo recursos para sobre vivir como tu a estas comilonas que suelen terminar en indigestión, no tanto por lo que comemos, como por lo que tragamos!!!!

 

 

11 pensamientos en “COMO PASAR POR LAS CENAS FAMILIARES Y NO MORIR EN EL INTENTO

  1. Me gusta mucho tu estilo emocional! ♥ Pero muuucho! :)) Me gusta leerte porque dices muchas cosas sensatas siempre para hacer más felices cualquier momento de la vida, navideño o no 😉
    Un besote!

    • Ay gracias linda!! Especialmente viniendo de ti, me emociona. Ojala de verdad, algo de lo que sale de mi , ayude a que otros sena mas felices, ese seria para mi la realizacion de mi don.

      Otro besazo for you

  2. Este año me quedo con la 1 y con los copazos. Lo de sentarme en la mesa de los niños, ojalá el próximo año, o en otra vida o no sé cuándo co… será, pero llegará… He dicho 😉
    Felices Fiestas preciosa. Que sepas que conocerte ha sido una de las cosas más bonitas de 2013.
    Abrazo de oso.

    • Jajaja eso eso, disfruta ahora que puedes, que lo mismo el 2014 las cosas son tan tan diferentes ; )))))

      Brinda en mi nombre que yo la hare en el tuyo, y que sepas que para mi tambien eres muy especial !!

      Un millon de abrazos apretados

    • Espero que te ayuden a que nada ni nadie te amargue las fiestas! son momentos unicos y especiales, y no deberiamso darles el poder de arrebatornoslos…

      Ya me contaras como resulta todo

  3. Yo me sacrificaré en nochebuena por mi marido pero es que lo peor de su familia es que ven como un triunfo que todos estemos allí presentes mientras el resto de familias (la mía, la de mi cuñado, etc.) pasan esa noche sin nosotros. ¡Menudo espíritu navideño! Y este será el primer año con la bichilla, de sólo un mes, y son gente muy agobiante y escandalosa, con poco tacto y poca salud y una costumbre malísima de molestar a los bebés, despertarlos y respirarles encima para que se acostumbren a todo. Menos mal que ya hemos acordado que cada uno tratará de controlar a sus propios familiares, así es que por ese lado voy tranquila y como mera espectadora de los acontecimientos.

    • Tambien creo que es bueno, cuando se trata de la familia politica, tener de tu parte al consanguineo, es decir,a tu pareja. Que sea el quien los controle y “les ponga en su sitio” si fuera necesario es la mejor manera de no parecer y quedar siempre como la bruja de la nuera…

      Disfrutad de esta primera Navidad con la peque

  4. Como dices, yo voy a casa de mis suegros a comer por decisión propia, porque mi pareja me lo pide y el peque tiene esos abuelos también, pero vamos… como tuviese la mas mínima posibilidad de escaqueo… ten por seguro que la cogería.
    No hemos tenido broncas, ni malos rollos… pero sencillamente NO ME GUSTAN, y yo a ellos tampoco.
    En fin, que tendremos que echar mano de twitter…jaja

    • Creo que esa actitud de tener claro el PORQUE de pasar por ello hace que sea algo mas llevadero. Yo me libro hasta reyes, pero tranquila, que igualmente ahi estaremos …

      Un abrazo

  5. Pingback: Cómo celebrar Thanksgiving con tu familia política y no morir en el intento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *