EL DUELO PERINATAL: DOLOR QUE NO EXISTE

Octubre es el mes del duelo perinatal ( la pérdida del bebe durante el embarazo y primeros días después del nacimiento) y no podía ser otro el tema con el que las Jornadas de Psicología Perinatal abrieran sus ponencias.

Tras dos horas escuchando a una experta en el tema, la conclusión es , una vez más, el tabú que supone, lo poco que se habla, se escucha y se sabe del duelo que se atraviesa al perder a tu bebe. Es como si fuera un dolor que no existe, que nadie quiere afrontar.

muerte-y-vida-de-klimt

Supongo que de por si es difícil asumir que un momento que se espera vida, lo que aparezca sea la muerte. Se cuela sin ser esperada dejando a todos con un vacio emocional, intelectual, de recursos, que afrontamos la mayoría con la huida, haciendo odios sordos a la madre y al padre que han perdido su bebe.

Si además esa pérdida es en etapas tempranas del embarazo, el silencio ya es hasta legal, puesto que no se registra en muchos caso, no es obligatorio un registro de esa “futura persona” y su fallecimiento ( hasta la semana 22 no existe la obligación de registrarlo) y por tanto una infra documentación, pero también un infra reconocimiento.

Frases tan horribles como ” sois jóvenes, enseguida os ponéis a intentarlo de nuevo” , ” bueno, tu ya tienes un hijo, no es para tanto” ” no llores mujer, esto es habitual, a muchas mujeres les pasa” ” por lo menos no te había dado tiempo a ilusionarte ” y mil …burradas mas ( no se me ocurre otra expresión mas suave) solo ponen de manifiesto lo que hay : total ignorancia sobre las emociones que surgen, la intolerancia al dolor que nos hace rehuirlo desde lo personal, y desde lo profesional ( el ámbito sanitario es casi igual de inepto para nadar en este mar que los neófitos) y el tupido velo que estamos todos deseando correr.

Pero meter la cabeza entre los abrigos no hace que desaparezcan las cosas, ni mucho menos los efectos que está perdida tiene, en las mujeres, en el desarrollo y vivencia de los posteriores embarazos e incluso de la maternidad.

Son muy pocos los estudios, la mayoría de enfermeras y matronas, y menos aun el seguimiento de estas maternidades, y desde el mundo de la psicología, estamos en pañales , pero si se apuntan cosas tan importantes como la vulnerabilidad si se repite un embarazo muy temprano a la perdida ( < 5 meses), las diferentes variables que son productoras de una peor vivencia e integración del duelo (etapa de la perdida, edad de la madre, facilidad en la gestación, apoyo social etc..),el aumento de riesgo de sufrir trastornos durante los posteriores embarazos  ( ansiedad, depresión ) etc. …

Poco a poco, se están estableciendo protocolos de actuación en las áreas de maternidad para poder actuar de una forma más adecuada ante perdidas perinatales, como por ejemplo el Servicio Extremeño de Salud, o en el de Teruel. Pero aun sin un enfoque multidisplicinar, no solo en su abordaje, sino también en su alcance. ( aquí no solo pierde y necesita apoyo la madre , sino también el padre, familia, e incluso el personal sanitario que a diaria lidia con algo como traer muerte a este mundo cuando se esperaba vida)

Ojala podamos cada vez mas ayudar , ahí donde somos tan necesarios, pero antes de llegar a lo profesional e institucional, podemos empezar a poner nuestro grano de arena permitiendo a aquellas que a nuestro alredor han vivido esta situación, hacer su trabajo de duelo, apoyándose en nuestro respeto, apertura y compresión, dejándoles nuestro hombro para llorar, nuestros oídos para escuchar, y nuestros brazos para contener , si así lo necesitan.

Por favor, no vuelvas nunca a decir esas frases , no vuelvas nunca la cara ante una mujer que perdió su bebe antes tan siquiera de poder conocerle, no vuelvas nunca ha hacer como si nada hubiera pasado, cuando sí paso.

Desde aquí, mi cariño, en este mes, y en todos, por supuesto. Ojala cada día, las perdidas perinatales sean más visible y mas acompañadas, desde todos los ámbitos.