5 ENEMIGOS DE UNA BUENA CRIANZA QUE TODOS DEBERIAMOS APRENDER A RECONOCER

enemigo ocultoSi estás aquí, leyendo esto, ya tienes mucho ganado. Se te presupone un interés por informarte, conocer y escoger aquel tipo de crianza para tus hijos que más adecuada te parezca y más se adapte a ti, a tu forma de ver la vida. Hasta aquí vamos bien. No voy a entrar a opinar sobre los tipos de crianza, respeto tu elección, puesto que considero es, como decía, meditada y con ciertos criterios, y con eso a mí me basta para respetarlo.

Pero si, una vez que sabes y decides cual es el tipo de crianza en la que quieres basarte en la educación y cuidado de tus hijos, nunca te has desviado del “camino”, jamás te has encontrado con dificultades para llevar a cabo dichos propósitos o te has visto a ti mismo haciendo justamente lo opuesto a lo que pretendías, avísame y te cedo mi espacio con todo mi respeto y admiración para que nos cuentes como lo haces!! Y es que elegir no es fácil, pero practicarlo ya es la rebomba!!

Por eso hoy vengo a poneros sobre aviso de aquellos enemigos ” ocultos” que nos ponen la zancadilla a la que menos lo esperamos, con una única intencion por mi parte :”conoce a tu enemigo mejor que a tus amigos, pues de ello depende tu éxito ”

1.- EL cansancio: El agotamiento, estrés, la multiplicidad de tareas y esa sensación de no llegar a todo es uno de los principales enemigos. Nuestra paciencia esta al límite, y saltamos con más facilidad o somos más permisivos y admitimos conductas que en otras ocasiones no haríamos. Tampoco vamos a poner el grito en el cielo porque esos días en los que no podemos más, la comida saludable sea sustituida por  “comida basura”,o por dejarles más rato con la Tablet porque hoy necesitas un respiro…pero esto es el síntoma de que en épocas de mayor presión, la alimentación puede ir relajándose hasta dejar de ser un buen habito.

2.- Las teorías y sus trampas: No es la primera vez que escribo sobre las trampas ocultas de teorías, perfectas en el papel, escritas desde la tranquilidad de un despacho , y por gente que no siempre esta tan implicada en la crianza como podría parecer, pero que tienen poco de realidad. No debemos olvidar que las teorías son eso, teorías, y luego viene el examen práctico, y a menudo no tiene nada que ver.

3.- El listón demasiado alto: Hace dos generaciones, ser buenos padres era ser capaces de llevar un plato a la mesa y mandarles a la capital para que se labraran un futuro. Nuestros padres, quisieron darnos aquello que ellos no pudieron recibir, una buena educación lo primordial. Pero a nosotros no nos basta con llevar el niño al mejor colegio, al inglés y francés e hípica. Además debemos de poner nuestros cinco sentidos por evitarles traumas, generar una personalidad impecable y sacarles brillo hasta que deslumbren…ahí es nada! Nos hemos puesto el listón demasiado alto, y eso nos genera, aunque sea por simple estadística, muchas más probabilidades de fallar. Y  fallamos precisamente en lo mas importante

4.- La incoherencia: Nada peor que, por las razones antes expuestas o cualquier otro motivo, hagamos cada día o en diferentes circunstancias cosas opuestas, primero porque estaremos dando ejemplo pesimo, pero además generamos confusión en nuestros hijos, falta de control ( nunca se cómo o cuando ocurrirán determinadas cosas) y/o el efecto contrario al deseado.

5.- Las presiones: Uno puede querer hacer las cosas de una manera, pero si el entorno no está a favor, puede que acabemos claudicando. Y es que estar todo el día peleando y dando explicaciones es agotador. Y más aún, cuanto más cercanas sean las discrepancias (abuelos, pareja) o con un criterio relevante (pediatr@, educador@).Al final acabas dudando de ti mismo, a menos que realmente estés muy seguro de tus decisiones.

Si eres honesto contigo mismo, te habrás visto atrapado en mayor o menor medida en algunos estos puntos, pero como decía al principio, lo importante es verlos, reconocerlos, para la próxima vez que nos acechen , saber cómo evitarlos.

¿Cuáles son tus mayores enemigos? ¿Cómo los combates? Seguro puedes ayudarme a engrosar la lista.

2 pensamientos en “5 ENEMIGOS DE UNA BUENA CRIANZA QUE TODOS DEBERIAMOS APRENDER A RECONOCER

  1. Yo intento deñirme a mis principios pero no siempre es fácil, hay que hacer frente al cansancio y rutinas diarias… Y no olvidar el objetivo que te mueve. Las teorías son geniales para leer y debatir en casa pero hay que saber poner una línea y adaptarnos lo que nos guste y nos sirve personalmente… En cuanto a las opiniones ajenas y presion social..
    Es duro y me cuesta dolores de estómago con demasiada frecuencia pero ahí si que no cedo. Teníamos claro desde antes de que naciera cómo queríamos hacer algunas cosas y no cedemos… Pero así peleamos y aguantamos malas caras. Pero por eso es importante tenerlo bien claro todo, y el por qué. Yo creo que en la crianza de los hijos no puede haber incoherencia porque entonces que les enseñamos? A no luchar y defender nuestros propios valores??
    Genial el artículo!
    Un abrazo

    • Hola guapa! Lo primero gracias por tus palabras, aqui y e las redes sociales (siempre es bonito leer cosas asi)..Y me alegro mucho saber que estas preparada para el “ataque del enemigo” jjj..Estoy mu deacuerdo con todo lo que dices y sobre todo, lo que se traduce y es que en tu casa hay mucha, mucha comunicacion, y eso es la mejor de las defensas!

      Un fuerte abrazo

Responder a Elena Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *