QUERER Y NO PODER

imagesCAKXRLS5Hace tiempo que se inaguro esta sección, y aunque veo a mucha gente con necesidad de hablar  y de desahogarse, no es fácil que se atrevan a romper el cascaron, los miedos y prejuicios,  asi que solo quiero dar las gracias a esta valiente por ser tan honesta, decirla que estoy aquí para lo que necesite  y darla un abrazo muy fuerte, porque estoy segura de que mientras escribió esta “carta” derramo  muchas lagrimas, pero que también eso sana la herida. Un abrazo muy fuerte!

 “Lo primero es dar las gracias por dejarme escribir sin ser nadie. Leo desde hace años vuestros blogs, y por supuesto este, y me parecéis todas fantásticas. Alguna vez he pensado como seria tener yo uno propio, pero la verdad no me atrevo.  Y ahora que me decido a escribir, vuelve a ganar la batalla las voces que dicen, “que vergüenza, que estás haciendo o esto no le va interesar a nadie”. Pero algunos e-mails con Elena (eres un cielo, nunca podre agradecértelo lo suficiente) y la idea de que en realidad no me va leer nadie me han dado fuerzas para por fin  abrirme y desahogarme. Porque en realidad eso es lo único que quiero y busco, desahogarme.

Empiezo diciendo que yo soy madre, de una niña preciosa y revoltosa, que me da tantos disgustos como alegrías (bueno tantos no muchos menos disgustos que alegrías), pero mi grito de angustia es que: QUIERO SER MADRE! De nuevo y no puedo!. No sé si biológicamente podría, en principio supongo que sí, porque la realidad es que no lo intento.  

Los años van pasando y tampoco soy ya una jovencita , tengo 36 años y soy muy consciente de que entro ya en una  franja “peligrosa” para terne hijos. Estoy en paro desde hace años,  mi marido tiene un negocio, y lejos de ir mejorando las cosas, cada año estamos peor ( como la mayoría de las familias). En estos momentos en los que sin ayuda de mis padres no podríamos subsistir, como carajos puedo ni tan siquiera pensar en un embarazo y un bebe…seria una irresponsabilidad por mi parte!

Hace tres-cuatro años, yo decía, “tengo tiempo, cuando el negocio vaya mejor, y estemos más tranquilos, tendré otro hijo”. Porque aunque entonces no sentía verdaderos deseos de volver a ser madre, siempre quise que mi hija tuviera un/una hermano. Entonces hubiera podido y no quería. Desde hace un año y pico que sufrí un aborto de un embarazo sorpresa, quiero y no me atrevo.

Para más inri, todo lo que vivimos no ayuda a que mi relación de pareja sea idílica, y aunque los dos hacemos las cosas lo mejor que sabemos y podemos, las tensiones y el agotamiento mental puede con nosotros más veces de las que desearía,  así que hay muchos días que me pregunto, pero ¿de verdad quiero tener otro hijo teniendo en cuenta que no sé que va aser de mi matrimonio?

Leo vuestros embarazos y partos con una envidia sana ( si es que existe, y perdonadme por la sinceridad), y me pregunto si el destino me tendrá reservada una vez más ese momento. Me gustaría poder asumir mi familia de tres, como un día leí a alguien, pero no se cómo. Cada vez llevo peor que la gente me pregunte: “¿ y no vas a tener otro? Anímate mujer ¡”,o que mi hija me pida todas las noches un hermanito y no sepa que contestarle…hace tiempo que ya no lo dice, ella si debe haberse resignado.

Hay  días que pienso que soy una egoista,porque al fin y al cabo yo tengo ya una niña preciosa, ya soy madre, y debería céntrame en eso. Hay otros días que me levanto optimista y pienso que sí, que en el 2014 será, y hay muchas veces que pido a Dios que los métodos anticonceptivos fallen y vuelva a embarazarme como aquella vez…

Pensareis que estoy loca, porque yo también lo creo, pero por más razones lógicas que hay para quitarme de la cabeza esta idea, no puedo borrarlo de mi corazón. Y me mata.  Debe ser el dichoso reloj biológico, que nunca quise creer que existiera, pero mira por donde me ha dado de pleno.

Gracias por escucharme o mejor dicho leerme. Gracias Elena por escribir lo que escribes, y por contarme tantas cosas, por ayudarme y…por estar, que al final es lo mas importante.”

 

6 pensamientos en “QUERER Y NO PODER

  1. Uf, uf, uf… qué nudito en la garganta… El deseo de ser madre es tan visceral, tan profundo y tan intenso, que por mucho que te digan o trates de racionalizarlo, no hallas consuelo en nada ni en nadie. Toma muchas fuerzas de tu preciosa hija y de las cosas bonitas de cada día, pero si te sigues sintiendo así de descorazonada, confía en Elena, que es una psicóloga buenísima, pero una persona todavía más maravillosa.
    Un abrazo enorme.

  2. Hola, buenas tardes.
    Que malos son los miedos. La verdad yo tengo algo en mi interior que me mata y me hace pensar que hará que nunca pueda ser madre. Tengo esperanzas en poder conseguirlo, pero tengo ahí ese fantasma. Has sido muy valiente en contar lo que te ocurre, seguramente el peso sea algo mas ligero, ójala algún día me atreva yo a contar cosas que siento y mire cara a cara mis miedos y mis fobias.
    Un saludo y aquí estoy para lo que necesites.

    Un besazo

    • QUERIDO BEBE, aunque el post no es mio directamente, la persona que lo escribio y a quien has dirijido el comentario me ha dado permiso para contestarte, porque siento la necesidad de decirte, que entiendo por lo que estas pasando, y que vivirlo en soledad solo hace que los fantasmas y miedos sean aun mas grandes..Durante mi infnacia y adolescendia sufri de ese aislamiento autoimpuesto y esa vivencia fue la que me llevo a abandonar la medicina por la psicologia, porque por experiencia propia se que puede matar mas una herida del alma, que una del cuerpo..cuenta conmigo para lo que necesites y cuando lo necesites.

      UN ABRAZO MUY CARIÑOSO.

  3. ¡Vaya situación tan difícil! Pero a mí también me daría un poco de agobio encontrarme en esa tesitura: querer tener más hijos y no estar a gusto con mi situación económica y de pareja. Hoy en día, por triste que resulte, el dinero y al estabilidad laboral se han vuelto claves para formar o aumentar una familia. Nosotros mismos, que aún no nos hemos estrenado como padres primerizos, le dimos montones de vueltas al asunto y esperamos hasta saber que la economía familiar estaría más o menos asentada (incluso previendo la posibilidad de que yo perdiese mi trabajo tras el parto). En tu caso, creo que lo principal es que si la relación de pareja no marcha del todo bien es mejor no aventurarse con el estrés que puede generar un recién nacido. Como bien dices ¡ya has sido mamá! Tú mejor que nadie sabrás lo que eso implica y seguro que una pareja que no pasa por su mejor momento puede encontrarse grandes complicaciones con la llegada de un nuevo bebé. ¡Ánimo decidas lo que decidas!

  4. Hola a tod@s

    Solo quiero agradeceros a todos los mensajes de apoyo tanto a treves del blog, como de las redes sociales, y que Elena me ha echo llegar…Estoy asombrada por el cariño y la comprension de la gente, y la verda es que , me siento libreada al averlo contando, auqneu de momento en mi entorno no me atrevaa decir nada por miedo a que mellamen egoista o eso.

    Muchas gracias de nuevo a todas , y sobre todo a ti.

    • Gracias a ti preciosa, por atreverte finalmente a compartir tus emociones, y a reapropiarte de tu derecho a sentirte asi. Ya vistes como la gente comprende realmente tu dolor, y se que con sus pecaluaridades,pero ahy mucha gente que vivie situaciones similares…

      Un abrazo muy fuerte y aqui me tienes cuando necesites

Responder a Elena Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *